Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

En el Hotel Casa Mateo, en la ciudad de Jinotepe, se realizó la inauguración del primer diplomado de una serie de tres que se realizarán en un lapso de dos años.

Miguel Orozco, Director Ejecutivo del Centro de Investigaciones y Estudio de la Salud de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, que es miembro de este consorcio, así como la Unión Europea, Terra Nova, diferentes organismos y la Fundación Xochiquetzal, es quien impartió una de las charlas sobre la lucha contra el VIH–Sida.

Orozco expresó a El NUEVO DIARIO “que el objetivo del diplomado es proveer de todos los conocimientos necesarios y herramientas sobre la respuesta nacional al VIH. En este diplomado están involucradas treinta personas del Minsa de Carazo, Masaya, Rivas, Granada, Tipitapa y Ciudad Sandino”.

Este diplomado tiene una particularidad, que es la conjunción de dos vertientes: la primera es el Programa de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS); y la segunda, la conducción de las terapias enanti-retrovirales.

Atención integral
“Uno de los puntos importantes del diplomado es la modalidad de atención integral, ya que se da la promoción además del compromiso de respetar el derecho a la salud para luchar contra esta enfermedad, con la participación de Alcaldías y otros organismos”, declaró el director del centro de investigaciones de la salud.

Enfoque humanista
Lili Peña, epidemióloga del Silais-Granada, manifestó a END que “es importante que los responsables del diplomado compartan sus conocimientos de integridad sobre el VIH- Sida; hablar del virus es un asunto que nos debe de interesar a todos en general, por lo cual debemos de fortalecernos para dar una mejor atención en toda su amplitud, siempre y cuando respetemos los derechos de cada uno y promulgar la sensibilización de la población nicaragüenses”.

Por su parte, Florencia Banhuch, jefa de desarrollo humano en la delegación de la cooperación europea de Managua, afirmó: “Se tienen relaciones de cooperación desde hace más de 30 años, y para el 2008 se conformó un proyecto de lucha contra el VIH donde se benefician directamente 30 participantes e indirectamente 30 mil personas en su conjunto”.

Mientras tanto, Gracia Falleta, líder del consorcio Terra Nova, secundó este proyecto en 23 municipios que conforman los departamentos del sur del país.

“Los lugares más golpeados con el VIH-Sida son Managua, Chinandega y Rivas; en este último los casos se han incrementado aceleradamente en los últimos meses, es por eso que dirigimos este diplomado a esta región, buscando una respuesta a la pandemia multiplicando y complementando acciones para disminuir los casos”, sostuvo Falleta.

Los menores de 20 años son parte de los sectores más afectados de Nicaragua, ya que comienzan a sostener relaciones sexuales a temprana edad y todavía están desinformados sobre las infecciones de transmisión sexual. Actualmente las mujeres también son como el anzuelo del virus, ya que de cada dos hombres hay una mujer que porta la enfermedad.

Marylin González, responsable del programa VIH del Silais en Carazo, exteriorizó “sentirse satisfecha por los conocimientos adquiridos para lograr una mejor atención con calidad y calidez de los pacientes que conviven con el virus del VIH, integrando a la comunidad con el propósito de evitar la discriminación y estigmatización como tal”.