•  |
  •  |
  • END

Jinotega
La Iglesia Catedral San Juan de Jinotega, el más importante y valioso templo por su valor histórico y diseño arquitectónico, muere poco a poco, y podría sucumbir si no es restaurada a tiempo, alertó el presbítero Noé Armando Flores, administrador del templo religioso.

El edificio se ubica frente al Parque Central de la ciudad y figura como uno de los atractivos turístico más importantes para sus habitantes, debido a su antigüedad, su diseño y su incalculable valor religioso.


Reseña histórica
De acuerdo con su reseña histórica este edificio fue construido en 1805, donde antes, en 1752 al llegar a Jinotega el Obispo Morel de Santa Cruz, existía una iglesia construida con paja y con tres divisiones en forma de naves lóbregas (oscuras), la cual la describía como un lugar estrecho e indecente como era también la sacristía y el único altar destinado a la celebración de la misa y las solemnidades religiosas.


Falta de dinero detuvo trabajos
Después de 40 años se construyó una de cal y ladrillo, pero la falta de dinero y las constantes invasiones de zambos y mosquitos impedían los trabajos del templo, por lo que se cree que fue terminado en 1805 y reconstruido en 1882, como constaba en su frontispicio o fachada.

De 1925 a 1949 el presbítero Alberto Valencia Villegas, de origen
colombiano, fue párroco de esta iglesia e inició la reconstrucción del
templo, reemplazando la vieja construcción de la cúpula de madera que
servía de altar mayor y que fue derribada por los vientos.

Para la década de los 50 fue reforzada dicha cúpula por Monseñor Rubén
Baltodano y Alfaro, y terminada en 1958, cuya estructura es la misma
actualmente.


Paredes cuarteadas
Hoy en día las paredes del templo están sufriendo severos daños, pues se filtra el agua por las incontables grietas. Además, en la cúpula donde están ubicados los altares del Santísimo y de la Virgen de Guadalupe ocurren las mismas filtraciones.

También en la parte de las torres se observan aberturas en el techo y esto podría provocar que se venga abajo, tanto así que han sido ubicados varios canales donde corre el agua que cae a recipientes de plástico para evitar que el agua se riegue por el piso.

El padre Noé Armando Flores, quien se ocupa del cuido del templo desde hace un año, informó que existe la preocupación de la diócesis por el deterioro y la falta de mantenimiento del mismo, por las limitaciones económicas.


Cara restauración
Asimismo dijo que las actividades que han venido desarrollando no son suficientes, ya que se estima que la restauración cuesta 59 mil 108.20 dólares, de acuerdo con un estudio de factibilidad elaborado por un especialista en la materia, de origen mexicano, quien se encargó de restaurar la catedral de Matagalpa.

La restauración de la iglesia consiste en la consolidación de su estructura, remodelación de la cubierta, reconstrucción de la Cúpula, estructura metálica, preliminares y acabados, impermeabilización de losas, entre otras obras.

El presbítero dijo sentirse agradecido con las personas que han mostrado
su apoyo y pidió que las entidades extranjeras y el gobierno central
de Nicaragua apoyen este proyecto.

“Demasiadas grietas tenemos y hay una gran filtración de agua que está
causando mucha humedad y de no hacer nada ahora podría sucumbir y por eso
es necesario que todos pongamos un granito de arena, ya que no tenemos una
base económica para iniciar, recordemos el valor que tiene, ya que en
ella guarda imágenes históricas traídas de España”, exhortó.

Si existe alguna persona quiere ayudar para la reconstrucción de la
iglesia catedral de Jinotega, puede comunicarse con el presbítero en la Iglesia
Catedral San Juan de Jinotega.