•  |
  •  |
  • END

Mercedes Vanegas
Con el objetivo de dar cumplimiento a las políticas establecidas en el artículo 20 de la Ley 212, en el que se garantiza una serie de beneficios a las personas discapacitadas, fue juramentado en las instalaciones del Sistema Local de Atención Integral de Salud (Silais), el Concejo Departamental de Rehabilitación para las Personas con Discapacidad, en Masaya.

En este acto varias personas discapacitadas aprovecharon para exponer las dificultades que tienen. Uno de ellos fue Esteban Concepción Cano, quien espera que todo se haga con un estricto cumplimiento, porque siempre prometen y nunca cumplen. Una de las mayores dificultades que tienen estas personas es la obtención de medicamentos, debido a que en los centros de salud solamente les dan las recetas.

Al igual que Cano, doña Maura Arce Sevilla dijo que ella tiene la esperanza que todo cambie y que los discapacitados tengan acceso a prótesis, bastones y todos los servicios sociales de manera gratuita, como uno de los compromisos del actual gobierno.

De igual manera, Amando Larios expresó que la creación del Consejo es un avance importante.

Según datos brindados por Guillermo Gosenbruch, Presidente en funciones de Feconori, a nivel nacional el 10.3 por ciento de la población mayor de seis años tiene alguna discapacidad, o sea que uno de cada diez nicaragüenses mayor de seis años tiene alguna limitación o discapacidad, donde la mayoría son mujeres.

Masaya es uno de los departamentos que se encuentra por encima de la media establecida, con 11.5 por ciento de la población.

En esta actividad estuvieron presentes los delegados de las instituciones gubernamentales de Masaya, quienes firmaron el compromiso de estricto cumplimiento con el que se beneficiará a las personas discapacitadas.