Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

Juigalpa
Los estudiantes del Colegio San Francisco, de Juigalpa, realizaron la tercera marcha ecológica y rechazaron las concesiones mineras otorgadas por el gobierno de Costa Rica en la comunidad de Las Crucitas, fronteriza con Río San Juan.

La marcha de los escolares se desarrolló en saludo al 43 Aniversario de fundación del Colegio San Francisco. El recorrido finalizó frente al atrio de la catedral de Juigalpa, donde la estudiante Nidia Sierra dio lectura a una proclama.

“La minería a cielo abierto es una de las actividades económicas más devastadoras del medio ambiente: la flora, fauna, contaminación de las aguas subterráneas y superficiales de una región”, dijo la adolescente.

Lo que deja la extracción del oro
La estudiante instó a la comunidad educativa a proteger nuestro deteriorado medio ambiente, ya que la extracción de oro sólo le deja a un pueblo pobreza y degradación, porque sus tierras se vuelven improductivas y sus fuentes hídricas con un alto grado de contaminación.

Nidia Sierra citó como ejemplo a San Francisco de Asís, que en el siglo XVII, cuando unos le tenían miedo a la naturaleza y otros buscaban la forma de dominarla, él proclamó la buena nueva: “La tierra es nuestra madre y la creación entera es una familia que se debe de tratar con respeto”.

En la parte medular de la proclama se cuestiona al gobierno de Costa Rica, porque en su primera etapa de exploración, en 1998, ésta fue cancelada por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, y luego la misma entidad autorizó el proyecto minero que pone en peligro al nicaragüense Río San Juan.