•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN

Han sido horas las que ha quedado aislada la población de Bonanza, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, pero se avizora que puedan ser días, y hasta meses, sino se repara con prontitud una alcantarilla que la semana pasada sucumbió en el tramo Tipispan, por las fuertes lluvias que caen en la zona.

El caudal de los ríos Tipispan y El Zopilote, y el intento por cruzar en vehículo o por medio de palos y mecates puestos de un extremo a otro, para salir o llegar a Bonanza, representan un verdadero peligro. Recientemente una persona perdió la vida intentando pasar.

La población de este municipio se encuentra sumamente preocupada, pues, si el gobierno, a través del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, no se apresura con la construcción de esta alcantarilla y los dos puentes mencionados, temen quedar definitivamente incomunicados.


Podría darse desabastecimiento
Eso significa desabastecimiento de alimentos, combustibles y medicinas, mayor costo de vida. Incluso se verían impedidos de trasladar pacientes que de forma urgente buscan intervenciones quirúrgicas en el vecino municipio de Rosita, a como comúnmente se hace.

La alcantarilla y los dos puentes son de la jurisdicción de Rosita, están a unos cuatro kilómetros, pero porque se encuentran en la vía hacia Bonanza, afectan más a esta municipalidad, ya que hasta el lugar termina la carretera.

Hemconic, una empresa minera en Bonanza, dispuso cubrir con material bolón y rellenar con material finco el área de la alcantarilla. Sin embargo, el trabajo es temporal, dado que con el paso del transporte atiborrado de pasajeros y otros con mercadería, se nota que lo poco que queda de alcantarilla se está hundiendo nuevamente.


Falta material selecto
Decidieron entonces con un tractor hacer un desvío, pero según el superintendente administrativo, Elmo Mendoza Neira, hace falta revestirlo con material selecto.

Los puentes Zopilote y Tipispan fueron desarmados por el MTI para su reconstrucción, ya que su estructura de madera estaba podrida y era un riesgo la pasada. No obstante, el trabajo es lento y casi nulo.

En el caso del Zopilote, éste se reconstruye desde hace casi dos años y sólo se encuentran las bases de concreto. Pero en el lugar desde hace meses no se ve trabajar a nadie.


Automotores dañados
En esta pasada tres buses sufrieron graves desperfectos al introducírsele agua en sus motores.

En tres ocasiones Hemconic ha habilitado los desvíos, pero con las crecidas del río se deterioran y se vuelve intransitable el lugar.

El alcalde de Rosita, José Iglesias Ramírez, pide al MTI la pronta reconstrucción de la alcantarilla y los dos puentes.

Aseguró que durante una reunión regional del transporte, funcionarios del MTI le manifestaron que priorizarán estos puentes y la alcantarilla, pero esperarán que sus maquinarias salgan de Waspam, donde reconstruyen caminos y puentes.