•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS

Aunque apenas sólo se ha avanzado un kilómetro de carretera de concreto hidráulico, de los 16.1 kilómetros que el gobierno ha programado construir en tramos donde se formaban los pegaderos que obstaculizaban el tránsito vehicular entre Río Blanco y la Región Autónoma del Atlántico Norte, es muestra de la voluntad para llevar el desarrollo a esta zona del Caribe, observan autoridades regionales y líderes comunales.

Ese kilómetro de concreto hidráulico, con vida útil para 20 años, fue construido en el tramo de “La Pedrera”, cerca de Río Blanco, pero el compromiso es avanzar en el menor tiempo posible, ahora en los tramos Wanawana, Wiliquito, Wilicón y Banacruz, éste último, cerca de Rosita, explicó Porfirio Padilla, Presidente de la Comisión de Transporte e Infraestructura del Consejo Regional Autónomo, en el Atlántico Norte.

“Aquí (en la RAAN) los famosos pegaderos que tanto daño económico y de incomunicación causaron se acabaron”, afirma con seguridad el concejal Padilla.


¿Va pavimentación?
La carretera que hay entre Río Blanco y Bilwi la han revestido con material selecto más de una vez. Sin embargo, se deteriora antes de lo previsto, a falta de mantenimiento y sobre todo por la constante circulación del transporte cargado de madera, ganado y cemento.

Aunque el gobierno no ha oficializado el soñado proyecto de la pavimentación, todo parece indicar que su anuncio sólo es cuestión de tiempo.

“Eso va”, dicen la mayoría de concejales regionales del partido en el gobierno, cuando le consultamos sobre la demandada pavimentación de la vía con concreto hidráulico o asfáltico.


¿Puentes como adelanto?
Se asegura que once puentes de concreto y de doble vía que se construyen en la RAAN son un adelanto del mencionado proyecto.

Dos de esos puentes, Baká y Talavera, localizados entre Siuna y Rosita, ya han sido construidos, mejorándose notablemente la circulación vehicular en la zona.

Faltan por terminarse el Kulinwas, Yaranwas y Santa Rita, entre Río Blanco y Siuna, así como el Waspuk, Sullivan, Omizuwas y el Bambanita, de Rosita, y el Leimus 1 y Sahsa, municipio de Puerto Cabezas.


Aporte de Dinamarca
La inversión de estos importantes proyectos para la RAAN asciende a unos 500 millones de córdobas, según estima el concejal Porfirio Padilla.

Se incluye el financiamiento de medio millón de dólares y 187 millones de córdobas donados por el reino de Dinamarca, a través del Programa de Atención al Sector Transporte de la Agencia de Cooperación Danesa (PAST-Danida), y el préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) al Gobierno de Nicaragua por cinco millones de dólares.

Aparte se informa de la ejecución de un proyecto de reajuste de modernización en el recién declarado Aeropuerto Internacional de Puerto Cabezas, con un costo de 3.6 millones de córdobas.


Rosa Grande
hasta el año 2009
A la vez, Padilla aseguró a EL NUEVO DIARIO que ya hay casi seguros 14 millones de córdobas, de los veinte que se necesitan para reconstruir el puente metálico Rosa Grande, que une a los municipios de Siuna y Waslala, el cual sucumbió ante los torrenciales aguaceros del primero de junio de 2008.

Los 14 millones de córdobas fueron incluidos por el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, en una extensión a la reforma presupuestaria con carácter de emergencia, pero la ejecución de la obra está programada para el próximo año, le confirmaron a Padilla.

El que sí está aprobado y que ya inició es el proyecto de transitabilidad de 20 kilómetros entre Siuna y Labú, ejecutado por el MTI.


Indígenas de Rosita tendrán hospital
Por otro lado, en la comunidad indígena Fruta de Pan, el presidente del Concejo Regional de la RAAN, Carlos Alemán Cunnigham, junto a las autoridades comunales, colocaron el fin de semana la primera piedra en señal de que en el lugar se construirá un moderno hospital, a un costo de cuatro millones de córdobas para facilitar la atención de salud a unas dos mil familias indígenas de ocho comunidades.

Juan McKenzie Green, líder anciano de Fruta de Pan, dijo que la obra a ejecutarse es un ejemplo y una forma de progreso que les habían negado.

El expresidente del Concejo Regional y actual concejal, Carlos Sanders Rigby, considera que esos proyectos en ejecución y otros por ejecutarse, son pasos de un desarrollo que se ve con mejoras en la infraestructura de la comunicación vial.