•  |
  •  |
  • END

RIVAS

Una planta originaria de Sudamérica podría ser otra alternativa para producir azúcar en el departamento de Rivas, ya que una egresada de la carrera de ingeniería agronómica de la Escuela Internacional de Agricultura y Ganadería (EIAG), de esta ciudad, decidió realizar su tesis con un ensayo que le permitirá conocer si la planta llamada Estevia es adaptable a zonas bajas como Rivas. A su vez, el estudio le permitirá evaluar el rendimiento y determinar de esa manera si sería factible su cultivo.

La joven que realiza esta prueba se identificó como María de los Ángeles Tijerino Fuertes, de 22 años. Según Tijerino, la Estevia es una planta originaria de la zona fronteriza entre Brasil y Paraguay con 1,350 metros de altura sobre el nivel de mar. En este sitio la Estevia alcanza los 90 centímetros de altura. Pero según Tijerino Fuertes, en climas trópicos como el nuestro dicha planta se eleva hasta 50 centímetros sobre la tierra.


Planta llegó al país en 2005
La egresada de la EIAG agregó que esta planta suramericana ingresó a nuestro país en el año 2005, y afirmó que se han hecho experimentos en la Estación de Mira Flor, Valle de Sébaco y Campos Azules, ubicado en Masatepe. “Esto se hizo para ver en qué zona del país es adaptable, y ahora se está probando en Rivas, que es zona baja”, detalló.

Tijerino reveló que fueron funcionarios del Instituto Nacional de Tecnología Agraria (INTA), de Rivas, quienes le dieron la idea de realizar su tesis, con un estudio de evaluación del cultivo de la Estevia a 70 metros sobre el nivel del mar. De esta manera la joven sembró 464 plantas en terrenos de la EIAG.

La siembra fue a inicios de noviembre de 2007, y el período de evaluación culmina en noviembre de este año. De acuerdo a Tijerino, a la fecha ha realizado dos cortes y en noviembre realizará el último.


En hojas está el azúcar
El proceso para la elaboración de azúcar inicia con el corte de las hojas de la planta, y según Tijerino este proceso se desarrolla cuando las Estevias presentan el 5% de sus botones florales, “y por ende se pueden cortar las hojas que contienen un glucósido que da el sabor dulce a la planta”, explicó.


El procedimiento
Luego las hojas que se cortan con tijeras de podar son pesadas y posteriormente se introducen en un horno a 60 grados centígrados, donde permanecen por 72 horas. De esa manera se obtiene el extracto, del cual se obtienen las impurezas y se busca, según Tijerino Fuertes, el concentrado donde se logra el grado de azúcar.


Recomendable para diabéticos
Según Tijerino Fuertes, ésta es una alternativa para el cultivo de caña de azúcar. Aseguró que no es calorífica y que es recomendable para personas diabéticas por no contener calorías. A la vez explicó que es entre 300 y 400 veces más dulce que la sacarosa. Asimismo, reveló que en una hectárea se pueden sembrar entre 180 mil y 200 mil plantitas, las cuales pueden producir de un mil a 2 mil kilogramos por corte, unas cinco o siete veces al año.