Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

San Rafael del Sur
(Especial para END)

Combatir la pobreza rural mediante el fomento de la seguridad alimentaria en San Rafael del Sur, considerando especialmente a las mujeres embarazadas, madres lactantes y niños y niñas menores de cinco años, fue el principal objetivo cumplido por el Proyecto Integral del Fomento de la Seguridad Alimentaria (Proyecto PISA), cofinanciado durante 30 meses por la Unión Europea y la Asociación “Berlín Kreuzberg Alemania”, a un costo de 531 mil 420 euros.

El acto de clausura de este importante proyecto, desarrollado entre marzo de 2006 y agosto de 2008, fue presidido por Alain Peigné, agregado de cooperación de la Unión Europea; el ingeniero Franz Thoma, representante de la Asociación “Berlín Kreuzberg Alemania”; el alcalde Carlos Porras y los directores de los Centros de Salud de San Rafael del Sur y Masachapa, doctores Martín Almendárez y César Mena.


Metas del proyecto PISA
El ingeniero Rafael Silva, administrador del Centro de Desarrollo Rural (Cedru), explicó que las metas del proyecto PISA fueron el mejoramiento cualitativo y cuantitativo de la oferta alimentaria; el aumento de los conocimientos referentes a la alimentación y la salud; el mejoramiento en la infraestructura de servicios básicos de salud; y capacitación del personal de Cedru.

Detalló que en agricultura se beneficiaron a 2 mil 317 familias, de las que el 50 por ciento estaban encabezadas por mujeres; se sembraron granos básicos (maíz, sorgo y frijol), variedades de hortalizas, plátanos y árboles frutales; en las escuelas hicieron 18 huertos escolares con la participación de un mil 325 estudiantes, a quienes también se les capacitó en temas de alimentación y salud. En total se capacitaron 4 mil 500 personas.

Se desarrollaron 332 talleres comunales a 5 mil 400 productores; se realizaron campañas de saneamiento ambiental en coordinación con la Alcaldía y los Centros de Salud, lo que ayudó a disminuir las incidencias diarreicas en un 54 por ciento. También se instalaron 600 letrinas en hogares de las comunidades; se apoyó a los Centros de Salud con medicamentos, equipos de computación para las estadísticas y la entrega de motocicletas para movilizarse a las comunidades más alejadas. Concluyó indicando el ingeniero Silva, que de los 531 mil 420 euros del costo del proyecto, el 75 por ciento lo aportó la Unión Europea y el 25 por ciento la Asociación “Berlín Kreuzberg”.


UE continuará apoyando
Alain Peigné destacó que la seguridad alimentaria es un tema que les interesa mucho y representa un apoyo bastante importante dentro de toda la colaboración que la Unión Europea brinda a Nicaragua, tanto en el pasado, el presente y también para el futuro. Precisó que continuarán apoyando a las ONG y a todo grupo organizado de la sociedad civil.

El alcalde agradeció a la Unión Europea y a la Asociación “Berlín Kreuzberg Alemania” por la ejecución de este valioso proyecto. También los productores y mujeres beneficiadas expresaron palabras de agradecimiento, e hicieron entrega de una placa de reconocimiento al representante de la Unión Europea, Alain Peigné.