•  |
  •  |
  • END

Como el ave Fénix, que según la mitología grecolatina resurgió de las cenizas de Pegaso, la Cooperativa Santa Ana R.L. renació en esta ciudad después de que su edificio quedó destruido y sus arcas fueron saqueadas por anteriores administraciones, dijeron el nuevo presidente, Narciso Macario Baca Estrada; y el vicepresidente, Santiago Núñez Santeliz.

Los fondos básicos del renacimiento de la Cooperativa resultaron de los alquileres de bienes propios de la organización, como la báscula, la bodega y otros inmuebles. A este fondo inicial se suma la promesa del presidente Daniel Ortega de proveerles con semilla de maíz y urea.

Otros directivos de la renaciente organización son el secretario José Tomás Castillo, el tesorero José Santos Vega, y el vocal Santos Efraim Ordóñez Guevara; en tanto que la junta de vigilancia la integra María Lourdes Oviedo, Presidenta, asistida por Cosme Daniel Ulloa Álvarez y Luis López Mendoza. “En total somos 168 socios, y a todos se les dará crédito en insumos”, agregaron los directivos Baca y Núñez.

Los actuales directivos culparon de la bancarrota de la organización a los anteriores dirigentes presididos por Rufino Milán Bonilla Cortez, quienes, según dijeron, durante cuatro años se coludieron con funcionarios públicos de entonces, como los de la Dirección General de Cooperativas del Mitrab y del Instituto de Fomento de Cooperativas (Infoocp).

Actualmente, una demanda pesa sobre todos los anteriores directivos en el Juzgado Segundo para lo Civil, y existe una orden de captura para ellos, según lo que dicen los actuales directivos Macario Baca y Santiago Núñez.

La Cooperativa anterior llegó a tener seis mil socios, y los directivos de entonces no dieron cuenta de tres tractores, cuatro motocicletas, tres cosechadoras y parte del equipo de oficina.


(Colaboración de E. Martínez Moreno)