•   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |

El proyecto de agua potable en la ciudad de Rosita es quizás la  obra más desaprovechada en el lugar, ya que se inauguró desde el 25 de mayo de 2005, y aún no se ha visto ni una gota de agua, porque el vistoso sistema instalado sigue sin funcionar, aparentemente por falta de gestión para su operación y administración.

Por lo que falta de 2007 y el poco interés mostrado hasta ahora por quienes tienen esa responsabilidad, pues es improbable que para este año se intente prestar el esperado servicio básico, en consecuencia, a sus pobladores, sobre todo los de escasos recursos económicos en el área urbana, no les queda otra alternativa que usar y consumir agua de fuentes contaminadas.

Este proyecto costó casi 12 millones de córdobas, y al parecer, el gobierno local, que lo recibió de manos del Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, no estaba preparado para asumir la administración y operación, por lo que en su momento intentó trasladar la responsabilidad a Enacal, la que hasta ahora no ha mostrado interés en el asunto.

Poco interés
La alcaldía y Enacal consideran que el servicio de agua potable en la localidad no es rentable, y tampoco cuentan con estrategias para hacer posible la viabilidad  del mismo.
El delegado de Enacal en la RAAN, Uriel Vanegas, afirmó que el problema del agua en Rosita es que el proyecto entregado a esta alcaldía no cuenta con la red de abastecimiento, y de la que existe está a cargo Enacal.

También consideró la falta voluntad de la alcaldía para gestionar ese traspaso, o al menos para compartir el funcionamiento y administración del millonario proyecto, inaugurado en ese entonces por el ahora ex presidente Enrique Bolaños.
Vanegas aseguró que el funcionamiento de este proyecto de agua potable tiene un costo de poco más de 70 mil córdobas cada mes, y hasta ahora sólo se recuperan seis mil córdobas.  

Ruth Selma no lo atiende
Por su parte, el alcalde de Rosita, José Iglesias Ramírez, declaró que ha intentado entrevistarse con la directora de Enacal, Ruth Selma Herrera, para buscar una solución al caso del agua en su municipio, sin embargo, pero no ha sido atendido.     
Iglesias dice que si Enacal cede la red que abastece los domicilios, inmediatamente funcionaría el sistema de agua tratada y asumiría la administración del proyecto.

Pobladores como Silvio Valdivia Castro, Enrique Hernández Gonzáles y Daniel Soza Martínez, coinciden en que el proyecto de agua está abandonado y demandan una pronta y efectiva coordinación entre la alcaldía y Enacal, para que la obra funciones y no se pierda.   

Gobernador gestionará
El coordinador del gobierno regional, Reinaldo Francis, en su última visita a esta ciudad se comprometió a hacer todas las gestiones que está a su alcance para que todo el sistema de agua potable, incluyendo la red, derechos y deberes convenidos entre el usuario y Enacal, pase bajo la administración del gobierno local de Rosita.

Agregó el gobernador Francis que apoyará con financiamiento para que de una vez se abastezca de agua a una población urbana de poco más de 15 mil personas.

Siete de cada diez habitantes de Rosita acuden al centro de
salud por problemas renales o urinarios, así como por todo tipo de infecciones, males que son atribuidos al consumo de agua contaminada, la que es extraída de ríos usados como cloacas y de pozos domiciliares conectados en el fondo con una o varias letrinas.