•  |
  •  |
  • END

Con el objetivo de terminar con la violencia en las escuelas, el Ministerio de Educación y el organismo Plan Nicaragua impulsarán el programa denominado “Aprender sin miedo” en los niveles de preescolar, primaria y secundaria de los municipios de Chinandega, Puerto Morazán, El Viejo y Villa Nueva.

Ambas instituciones desarrollarán una serie de acciones para evitar el castigo corporal, el hostigamiento escolar, la violencia sexual, entre otros problemas.

Gloria González, Delegada departamental del Ministerio de Educación, dijo a EL NUEVO DIARIO que aportarán al desarrollo, la identidad de los estudiantes y la mejor relación entre maestros y alumnos.

“Contempla el trato del maestro hacia el núcleo familiar del estudiante, para que a éste se le quite el miedo de estar en la escuela y que exista una buena comunicación, para que la niñez se sienta atraída hacia el ambiente escolar mediante la dinámica y el trato amable de los profesores”, expresó la funcionaria.

La educadora aseguró que este año se han registrado incidentes de violencia sexual y castigos corporales en algunos colegios de Chinandega, por lo que se espera que con este programa se erradiquen.

González afirmó que el programa beneficiará a 35 mil alumnos, quienes mostrarán sus habilidades mediante dibujos, teatro, entre otras modalidades, para poner en práctica los objetivos planteados. Agregó que contarán con el respaldo de 2 mil 500 maestros en los cuatro municipios.

Plan Nicaragua
Por su parte, Raquel Suárez, Gerente de Plan Nicaragua en Chinandega, dijo que ese organismo humanitario internacional, sin afiliación política ni religiosa, tiene 77 años de existencia, y en Nicaragua trabaja desde hace 15 años.

Manifestó que la campaña “Aprender sin miedo” la implementarán inicialmente en cuatro municipios durante tres años, y pretenden extenderla a los restantes nueve municipios de este departamento.

Explicó que el castigo físico les niega a los niños y niñas el derecho a crecer y poder contribuir en la formación de una sociedad libre.

Suárez mencionó la realización de un estudio --este año-- en países de Sudamérica y Centroamérica, el cual revela que en Nicaragua el 48.3 por ciento de los estudiantes sufren robos, el 45.3% recibe insultos y el 37% son golpeados; otro porcentaje similar son excluidos por sus maestros y el 25 por ciento recibe amenazas.

“Si un niño es llamado por apodo se le margina; es un acto de violencia, al igual que lo envíen a la última fila del aula porque se porta mal, o si no lo toman en cuenta porque es de escasos recursos. Haremos hincapié con los padres de familia para fomentar valores morales”, informó Suárez.

“Plan Nicaragua es un organismo que trabaja por la protección integral de la niñez y la adolescencia. Tenemos varios años de trabajar con padres de familia, Ministerio de Educación, autoridades municipales, líderes comunitarios, entre otros, en la protección infantil”, dijo Suárez.

Precisó que aportan fondos al Ministerio de Educación para capacitar a maestros, fortalecer capacidades de la niñez, construir escuelas, mobiliario y material didáctico para que los maestros hagan las clases más dinámicas.

Maestros participan
Janneth Campos, maestra del Centro Escolar “Monseñor Andara”, de Chinandega, expresó que han recibido capacitación de parte de Plan Nicaragua para multiplicar los conocimientos a otros docentes y educar a los estudiantes con amor, ternura y sin maltrato.

“Hemos recibido metodología para instruir a los alumnos hiperactivos. Esperamos ver resultados dentro de un año. Educar con ternura no significa paternalismo, sino fomentar el compañerismo, trabajo en equipo y con padres de familia que ayuden a sus hijos a hacer las tareas”, dijo la educadora.

Eda Esmelda Herrera Centeno, maestra de la Escuela “Emmanuel Mongalo”, de la comarca Rancherías, dijo que trabajan con consejeras escolares y mensualmente se capacitan para atender a estudiantes hiperactivos que tienen falta de afecto, entre otros problemas.

“Contamos con una psicóloga que nos ha enseñado a educar con cariño a los estudiantes, sin castigo corporal y con concejos diarios, para que se porten bien en la escuela y con sus padres”, finalizó.