Lésber Quintero
  •   RIVAS  |
  •  |
  •  |


La Escuela Internacional de Agricultura y Ganadería de Rivas (EIAG) y la Empresa de Genéricos Centroamericanos (Generifar) firmaron un convenio para realizar acciones conjuntas de colaboración científica y técnica, en la que se incluye “pruebas de biotecnología aplicada a la producción de probióticos y prebióticos de uso animal y, en general, de medicamentos y suplementos alimenticios”.

En la firma de convenio ambas instituciones expresaron estar “conscientes que la biotecnología es un campo que constituye un tema prioritario en la ciencia y tecnología, de aplicación práctica para las necesidades urgentes del país, y consideran que Nicaragua está en buenas posibilidades de aplicar de manera práctica y de forma creciente los conceptos científicos de la biotecnología”.

Celebrando los 57 años de fundación

El acuerdo fue firmado por el padre Gregorio Barreales, Director General de la EIAG, y el doctor José Delgado Guerra, Gerente General de la empresa Generifar S.A., y se dio el 25 de noviembre de 2007, fecha en que la EIAG celebró sus 57 años de fundación.  

Este vínculo universidad-empresa permitirá desarrollar la biotecnología en Nicaragua, ya que Generifar cuenta con el trabajo inicial de selección de cepas de microorganismos y le corresponde a la EIAG probar las posibilidades para ser utilizadas en la producción de probióticos y prebióticos, aplicados a la producción de fármacos y suplementos alimenticios para la salud animal.

Proyecto de varias fases

La primera fase del proyecto, de experimentación y prueba de campo, se realizará en la EIAG; por su parte, Generifar dará la necesaria seguridad en la práctica productiva de los resultados obtenidos en la producción de prebióticos y probióticos para el consumo animal, reservándose para ambas lo relativo a la propiedad de los derechos de autor, según el marco jurídico nacional.

Según el convenio, la EIAG podrá replicar y publicar con fines académicos, científicos y de interés social y cultural, los resultados obtenidos de los experimentos y proyectos; por su parte, Generifar podrá divulgar a sus clientes información con fines de promoción comercial, de mercadotecnia, “sin detrimento de las funciones particulares de cada institución, una educacional y la otra comercial y de negocio, respectivamente.