•  |
  •  |
  • END

Debido a las quejas de los consumidores y pobladores de los ocho municipios de Carazo que compran en el mercado municipal de Jinotepe, y después de recepcionar numerosas denuncias de supuestas manipulaciones en las balanzas con que los comerciantes pesan el producto que venden, para entregar menos, la intendencia del centro de compras decidió hacer una inspección a las pesas.

La revisión se hizo en los diferentes tramos donde se venden carnes y granos básicos. Manuel Chávez, administrador del mercado, expresó a END que “ya se han realizado dos inspecciones; en la primera, hace dos meses, salieron ‘reprobados’ alrededor de 30 comerciantes, y en esta segunda revisión más de diez comerciantes habían manipulado sus básculas, y en este caso se les da 24 horas para que reparen las balanzas, si no cumplen, se les multa con 500 córdobas y hasta se les puede cerrar temporalmente el negocio”, afirmó el funcionario.


Reclamos conforme a ley
Según la Ley de Derechos de los Consumidores y el reglamento interno del mercado municipal de Jinotepe, aprobado por el alcalde Jinotepino Álvaro Portocarrero Silva y los concejales, se contempla en el artículo 34, inciso b, que los usuarios tienen derecho de presentar quejas y sugerencias o planteamientos diferentes a las autoridades municipales por irregularidades en el servicio o por problemas presentados con los vendedores.


Piden también inspección del Minsa
Por su parte, Carlos Cerón, vendedor de carne del mercado, manifestó a END que “estas inspecciones son excelentes para nosotros, porque de esta manera damos credibilidad en el pesaje de los productos que ofertamos, y por ende nuestra clientela será fiel al comprarnos en nuestros tramos, asimismo, desearíamos que el Minsa y otras autoridades competentes llegaran a realizar inspecciones por los brotes de moscas, ratones y cucarachas que se dan en ciertos períodos, y que las autoridades regulen o prohíban la entrada de perros, que abundan en el sector”.

Mientras tanto, Georgina Gonzáles Martínez señaló que “es importante que la gerencia del mercado realice estas inspecciones más seguido, para que nos den nuestros productos completos y no manipulen las balanzas, ya que actualmente los precios de la canasta básica están incrementando diariamente.

Actualmente en el mercado de Jinotepe se encuentran alrededor de 636 contribuyentes y más de 135 comerciantes con sus tramos establecidos, de los cuales al menos cien utilizan pesas para despachar sus granos básicos y carnes. La comuna Jinotepina recolecta alrededor de 145 mil córdobas en impuestos de parte de los mercaderes.