•  |
  •  |
  • END

Mercedes Vanegas

El fin de semana se registró un alza en los precios de las flores que se utilizan para adornar las tumbas de los fieles difuntos.

El viernes 31 de octubre la docena de ramos pequeños de flor de rosa poma estaba valorada en quince córdobas; el sábado primero de noviembre a treinta, y el propio día de los difuntos se cotizaba a cincuenta córdobas.

“Tengo diez años de ir a enflorar para esta época del año. Con veinte córdobas enfloraba a mis cuatro difuntos. Esta vez gasté casi doscientos córdobas y llevó hasta menos flores”, se quejó doña Emelia López, quien se dirigía hacia el camposanto.

A pesar del alza, las ventas estuvieron buenas en las variedades de disciplinas y rosa poma, que son las flores más comerciales que se ofertan en los mercados populares del departamento.

“Todo está caro. La gente pregunta y para no dejar ir a los clientes, acomodo tres moñitos de flores a veinte córdobas y de esa manera vendo más”, señaló Victoria Betanco, vendedora de flores.

La afluencia de compradores de flores en el mercado municipal el dos de noviembre fue concurrida. La ubicación de los productos para adornar a los fieles difuntos se ubicó en la parte sureste del centro de compras.