• |
  • |
  • END

Los miembros del Concejo de Estelí, presidido por el edil Pedro Pablo Calderón Matamoros, durante la última sesión correspondiente a noviembre, aprobaron un proyecto de construcción de un albergue para atender a las personas que padecen de cáncer.

De igual forma darán terapia a quienes son sobrevivientes de ese flagelo. Quienes ya han superado todo el trauma causado por el mal serán integrados a una campaña, tanto de sensibilización a la población como para brindar terapias a quienes lo sufren.

El proyecto fue presentado por un grupo de damas estelianas y personalidades altruistas, el cual fue aprobado en unanimidad por los miembros del órgano colegiado.

El mismo estará ubicado contiguo a las instalaciones de la Casa Materna de este departamento, y el organismo rector será la Junta Directiva de la Asociación de Personas Sobrevivientes del Cáncer y Voluntarios.

Atendrán tres departamentos
Los beneficiados serán los sobrevivientes de cáncer residentes en los 27 municipios que conforman los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia.

El propósito es reducir o cerrar la brecha de muertes y afectaciones de personas con cáncer, así como brindar atención integral al sector.

Inicialmente el proyecto fue concebido para brindar albergue a las personas de los municipios que no tengan familiares en esta ciudad. Sin embargo, se garantizará también atención y terapia a quienes cuenten con parientes.

Buscan beneficiar a las personas de bajos recursos. Quienes vivan en lugares alejados tendrán el albergue durante el tratamiento recomendado por los especialistas, la alimentación, avituallamiento, terapia psicológica, actividades de laboraterapia, educación e investigación.

Elaboran listado
Con este último aspecto buscan recabar todo un registro que indique el número de personas afectadas y el tipo de cáncer que sufren.

El edil Pedro Pablo Calderón ya prometió el ajuste de la arquitectura como planos y otros. Noemí Ortez, una de las personalidades altruistas de esta ciudad, se mostró optimista con la aprobación de este proyecto, lo que era considerado como la parte más difícil.

“Ahora sólo es impulsar la construcción, para lo cual hemos pensado sumar voluntades y por ello llamamos a ONGs, entidades del gobierno central y a la empresa privada que respalden este proyecto humanitario”, dijo.

Doña Miriam González, del grupo impulsor, indicó que piensan brindar atención a las personas afectadas o sobrevivientes de lupus y otros males similares, con lo que también buscan asegurar una mayor calidad de vida a los pacientes.

Marina Chavarría, Fidelia Bustamantes, Alicia Huete y Vilma Lucía Pérez se expresaron en similares términos, y acotaron que no flaquearán hasta ver finalizada la obra, ya que es una acción --además de cristiana-- un aliciente para salvar vidas de las personas afectadas por el cáncer.