Máximo Rugama
  • |
  • |
  • END

Más de cuarenta mil personas que habitan en zonas calificadas como de alto riesgo y ubicadas en siete municipios de los departamentos de Estelí y Madriz, serán beneficiadas de forma directa por un novedoso proyecto de gestión, prevención y mitigación de desastres.

Los pobladores beneficiados residen en territorios de riesgos ubicados en los municipios de Estelí, Condega y Pueblo Nuevo (del departamento de Estelí), y Palacagüina, Yalagüina, Totogalpa y Telpaneca, en Madriz.

Según el especialista Hegberto González, todas esas localidades están ubicadas en el territorio denominado como la Cuenta del Río Estelí.

El mismo ya fue presentado al alcalde esteliano, ingeniero Pedro Pablo Calderón, y a los miembros del Concejo, quienes lo aprobaron oficialmente.

Este proyecto de gestión de riesgos busca fortalecer capacidades de respuesta desde la población, tanto de las comarcas amenazadas por inundaciones, deslizamientos de tierra y otros fenómenos, como de las instancias municipales y departamentales enfocadas en la prevención y mitigación de desastres.

También buscan fortalecer los niveles organizativos y capacidades técnicas para enfrentar los desastres, y crear los sistemas de alerta temprana contra las inundaciones.

Esto permitirá que las familias que viven en las partes altas puedan monitorear el comportamiento de las lluvias en sus lugares. A través de radio-comunicadores, que serán instalados en cada una de las comarcas, tendrán un control y podrán avisar de forma eficiente a los pobladores de los sitios ubicados en las áreas bajas.

Asimismo, instalarán pluviómetros para determinar la densidad de las lluvias caídas en determinados días u horas, y sobre la base transmitir la alerta a las familias ubicadas en zonas de mayores riesgos que tradicionalmente sufren de inundaciones; y que así tomen las medidas de precaución necesarias y medidas de protección.

Según González, el financiamiento de este proyecto proviene de dos fuentes: de la Dirección de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, bajo el Programa de Prevención de Desastres para la América Central --con un aporte de cuatrocientos diez mil euros--, de la Unión Europea; y el Programa de Agro Acción Alemana –con un aporte de 72 mil 345 euros.