Máximo Rugama
  • |
  • |
  • END

Con la aplicación de fuertes y severas medidas de seguridad, cerca de 30 comerciantes que se dedican a vender juegos pirotécnicos instalaron sus tramos en un sitio aislado del centro de la ciudad.

Ellos fueron ubicados tal como el año anterior, a orillas de un área verde o parque ecológico, situado en la salida sur de esta ciudad.

El teniente Juan Francisco Figueroa Carrasco, jefe de turno de la Dirección General de Bomberos, dijo que ellos fueron capacitados previamente. Todos van a trabajar directamente en el almacenamiento, distribución y comercialización de los juegos pirotécnicos que en esta ciudad tienen fuerte demanda en el mes de diciembre.

Explicó que el llamado Plan Pólvora fue previamente diseñado con todos los requisitos para evitar tragedias o pérdidas materiales por accidentes que pudieran ocurrir debido a la manipulación, traslado o almacenamiento indebidos.

Serán exigentes con puestos de venta
Antes sostuvieron una serie de reuniones de trabajo las instancias, como el área de seguridad pública y la Dirección de Registro de Armas y Municiones de la Policía. En las mismas participaron especialistas de la Dirección General de Bomberos, funcionarios del Ministerio de Salud y de la alcaldía, entre otras entidades estelianas.

Hubo jornadas de capacitación durante ocho horas continuas, para analizar aspectos importantes de la Ley 510 (Ley de Armas) y los requisitos que debían de reunir para contar con los permisos respectivos.

Entre otras medidas, deberán de contar en los puestos de venta con áreas de señalización, para así tener una mejor seguridad, para que no se ponga en riesgo o se exponga al peligro la vida de los comerciantes, y sobre todo de los clientes.

Las tareas de expendio, transporte y almacenamiento serán debidamente supervisadas por la Policía, la Dirección General de Bomberos y por funcionarios de la alcaldía esteliana.

Ojo sobre el transporte
Figueroa señaló que pondrán en práctica una serie de tareas, como retenes en las principales vías para inspeccionar los vehículos que transportarán pólvora, en esta labor estará involucrada de forma directa la Policía y los bomberos profesionales.

Tales normas y requisitos los aplicarán de conformidad con la Ley 431, Ley de tránsito, y la Dirección General de Bomberos se encargará de hacer cumplir las normas de seguridad en los vehículos que sean destinados al transporte de pólvora.

Éstos deben estar debidamente señalizados y contarán con el sistema de seguridad, que incluye extintores; los conductores de los vehículos deben estar debidamente capacitados y contar con un certificado.

El teniente Juan Francisco Figueroa Carrasco, jefe de turno de la Dirección General de bomberos en esta ciudad, explicó que serán enérgicos en el cumplimiento de las medidas de seguridad.