• |
  • |
  • END

Las minas
“Aprendiendo con don Justino ¿cómo convivir con justicia y libertad?” Ese es el título del libro y del material con que la Corte Suprema de Justicia, CSE, se propone que las niñas, niños y adolescentes, estudiantes de quinto grado de primaria del país, conozcan cómo funciona el sistema judicial, como Poder del Estado, garante del derecho y la seguridad jurídica.

Los deberes y derechos de la niñez y la adolescencia consignados en las leyes de la República y convenios internacionales, también son contenidos importantes a desarrollar como componente fundamental en un programa de atención a escolares que ya inició en algunas escuelas.

Como en la escuela “Rubén Darío”, del municipio de Rosita, en la Costa Caribe norte, donde el juez Local de esa circunscripción, Felipe Úbeda Prudo, impartió las charlas sobre esos temas, llamándole la atención un grupo de estudiantes del quinto grado vespertino, que sorprendieron al judicial por tener bastante conocimiento de los servicios judiciales.

Paz con honestidad
“La justicia es para que haya paz, y el juez, así como los magistrados, en sus actuaciones debe ser honesto, imparcial, transparente, ético y preservador de los derechos humanos”, dijeron en resumen los pequeños estudiantes tras finalizar la charla de casi dos horas.

Este novedoso programa de educación legal, diseñado con temáticas jurídicas, principios y valores humanos, fue concebido mediante un convenio marco de cooperación interinstitucional entre el Ministerio de Educación, Mined, y la CSJ.

El libro, que niñas, niños y adolescentes de quinto grado tendrán en sus manos como herramienta de estudio, para complementar su formación en la materia cívica, moral y urbanidad, explica la estructura de los órganos de justicia, cómo funcionan, qué servicios brindan a la ciudadanía y cómo acceder a ellos.

Asimismo, aborda el sistema de justicia penal especializada del adolescente, establecida en el Código de la Niñez y Adolescencia, en el que se explica cómo funciona este sistema y el procedimiento especial penal que se debe utilizar contra los adolescentes que violen la ley.

Igualmente, su contenido se refiere a los deberes y derechos que tienen como niñas, niños y adolescentes, y que están establecidos en la Constitución Política y leyes de la República.

De la misma manera, explica las normas básicas de las relaciones sociales para la convivencia pacífica entre las personas.

Consolidar valores
Por ejemplo, cultivar y consolidar el amor, el respeto, la solidaridad, la honradez, la honestidad, la responsabilidad, la disciplina y el diálogo franco y sincero, son valores que dicho material de estudio exhorta a mantener vivos como expresión de paz y armonía.

¿Cómo convivir con justicia y libertad?, ha sido dividido en 13 temas, redactados en lenguaje sencillo y acompañados de ilustraciones para que su lectura resulte entretenida.

En su interior los escolares encontrarán juegos de palabras, crucigramas, sopas de letras y ejercicios de recordación, que recrearán los conocimientos.

Los judiciales de todos los municipios del país visitarán las escuelas de sus respectivas jurisdicciones para impartir las charlas de educación legal.

Y como complemento del aprendizaje, las niñas, niños y adolescentes también visitarán las casas de justicia cercanas a sus centros de estudios, con el propósito de conocer los servicios judiciales y el proceso de impartir justicia.

Mejor país con cultura de derecho
Los titulares de la CSJ y Mined, Manuel Martínez Sevilla y Miguel De Castilla Urbina, respectivamente, coincidieron en que cuando idearon este programa, lo hicieron convencidos de que para consolidar el estado de derecho, crear condiciones de estabilidad social y un clima apropiado para el desarrollo económico, se debe empezar por fortalecer la educación de la niñez y la adolescencia en el conocimiento de las normas jurídicas que rigen las relaciones sociales.

Sólo así, con una cultura de derecho, se puede lograr que las personas resuelvan sus diferencias a través del diálogo y el respeto mutuo para convivir en paz, señalan en la presentación del libro.