•  |
  •  |
  • END

La costa sureste del balneario de Jiquilillo, frente a un vivero, fue el escenario de la liberación de 280 tortuguillos y una tortuga de la especie Paslama, de cuarenta años de existencia, la cual fue protegida de depredadores naturales y de sujetos inescrupulosos que comercializan huevos de tortuga en mercados y bares de Chinandega, León y Managua.

Los reptiles fueron liberados por un grupo de cuarenta estudiantes de la comarca Los Zorros, quienes conocieron el proceso de protección y aparición de las tortugas. Es un ejemplo que será retomado por autoridades ambientales, padres de familia y habitantes de comunidades vecinas.

La promotora de la protección de los quelonios en una extensión de tres kilómetros, donde se localiza un vivero con cuarenta nidos, cuyo nacimiento ocurre luego de mes y medio de desove, es la Empresa Semillas Acuáticas S.A. (SASA), laboratorio de camarón situado en la salida al balneario Jiquilillo.

Se proponen la liberación de cuatro mil huevos en la actual temporada, que comenzó en julio y concluirá en diciembre del corriente año. Mario Roberto Álvarez, Gerente de Operaciones de la referida empresa, aseguró que en 2007 comenzaron la protección de la tortuga.

“Ejecutamos un programa que conlleva defender a las tortugas de los depredadores, recolectar los huevos para trasladarlos al vivero; análisis, monitoreo y mantenimiento. El año pasado liberamos 2 mil 500 tortuguillas”, dijo el funcionario.

Un estudiante de biología marina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) realizó su tesis en la zona y compartió los conocimientos con habitantes, alumnos de primaria y visitantes de Camaroneras del Pacífico, Salman Seafood, Camanica, Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura (Inpesca) y el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena).

Rita Martínez, funcionaria de la Delegación del Marena-Chinandega, informó que monitorean en los sectores de Punta San José, en la Península de Cosigüina, Costa El Rosario, donde pobladores y Fundación Líder realizan programas de protección a las especies de tortugas Carey, Paslama y Tora.

En las costas de Los Zorros, Isla Venecia y Mechapa, igualmente anidan tortugas, las cuales son protegidas por pobladores. En esta temporada ascienden a 30 mil liberaciones de tortuguillas en Punta San José, 2 mil 500 en Mechapa e Isla Venecia, y 4 mil en las costas de Jiquilillo.

Efectivos policiales patrullan esos territorios y realizan operativos para impedir la comercialización de huevos en mercados, bares y otros sitios de diversas ciudades.

Como resultado de las campañas de sensibilización, muchas personas se abstienen de consumir huevos de tortuga. Estudiantes de primaria que participaron en la liberación de las tortuguillas esperan que éstas retornen en los próximos años a depositar huevos. Antes de adentrarse al mar e iniciar su lucha por sobrevivir, las tortugas recién nacidas marcan el sitio donde son liberadas y retornan al mismo lugar a desovar, cuando son adultas.