•  |
  •  |
  • END

Bluefields/ RAAS
Más de 500 habitantes de la Región Autónoma del Atlántico Sur que se dedicaban a la captura de langostas mediante el método de buceo, se quedaron sin empleo este año al entrar en vigencia la prohibición de este hábito de pesca.

El dirigente del gremio de buzos de Bluefields, Carlos Viales Mitchell, se queja diciendo que desde antes que entrara en vigencia la prohibición de esta forma de pesca, el Inpesca (Instituto Nicaragüense de Pesca), a través de su presidente ejecutivo, Steadman Fagoth, se había comprometido a apoyarlos con financiamiento, embarcaciones pequeñas y aperos para que todos los que se ganaban el sustento de esta manera se convirtieran en pescadores artesanales.


Gobierno los olvidó
“Sin embargo, seguimos esperando que cumplan con esta promesa, porque no tenemos otra alternativa de empleo”, indicó Viales, quien dijo que prácticamente el gobierno ha echado al olvido a los buzos.


Caruna… Caruna…
Otro buzo de Bluefields que solicitó el anonimato, señaló que recientemente se reunieron con el secretario de Desarrollo de la Costa Atlántica, comandante Humberto Campbell, y con el mismo Steadman Fagoth. “Ellos se comprometieron a gestionarnos un financiamiento a través de Caruna (Caja Rural Nacional)”, indicó.

Desde otras comunidades de la RAAS surgen más voces con las mismas demandas. “En Corn Island mucha gente está aguantando hambre porque la pesca de langostas por buceo y con nasas (trampas), está muy mala”, se quejó Henry Castrillo.

Castrillo aseveró que el turismo no es una alternativa para los isleños porque sólo los dueños de hoteles se benefician con los visitantes. “Incluso algunos turistas ‘mochileros’ cuelgan una hamaca para dormir debajo de un árbol y ya no pagan hospedaje”, explicó.

Este pescador sugiere que el gobierno busque alternativas de empleo porque la pesca ya no es tan atractiva, debido a la disminución de los bancos de pesca donde antes abundaba la langosta.