•  |
  •  |
  • END

Una fiesta sin precedentes, por lo masivo y por su contenido campestre, tiene lugar hoy sábado 13 de diciembre a partir de las seis de la tarde en el ranchón de la laguna de Tiscapa, cuando la Asociación de Chontaleños Residentes en Managua traiga a la famosa banda taurina de Acoyapa. Con sus quince músicos, esta banda es la orquesta filarmónica (o chichera) más grande y profesional de Nicaragua.

Mañana domingo, a las tres de la tarde, y en el mismo lugar, será recibida con una misa la famosa imagen de la chontaleña Virgen de Cuapa, que llegará custodiada por su feligresía, a la cabeza de la cual vendrá el párroco de aquella ciudad, padre Oscar Chavarría, quien gestionará la visita del señor arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes.


Por si algo faltaba, los caballos
Después de la misa del domingo, los chontaleños compartirán con los visitantes de Managua y otras ciudades del país un espectáculo hípico que, según los doctores Humberto Castilla Matamoros y Donald Urbina, asociados y directivos de la organización chontaleña, será “algo digno de verse”.

Tanto en la fiesta danzante como durante el espectáculo hípico del siguiente día, habrá abundantes bebidas y deliciosos platos típicos, alrededor de los cuales compartirán los chontaleños de Managua con sus amigos de todo el país.

La banda musical de Acoyapa, según explicaron Castilla y Urbina, ejecuta un envidiable repertorio, en el que destacan los sones de toros, los boleros del recuerdo, la música de la Sonora Matancera, los vallenatos de Juan Luis Vives, las cumbias colombianas y la música grupera del norte de México, así como los ritmos que están pegando entre la juventud actual.


Para obras chontaleñas
El aporte de los asistentes a la fiesta del sábado por la tarde y noche es de solamente cien córdobas. Los eventos del domingo, la misa y el espectáculo hípico, son completamente gratuitos, y solamente hay que comprar las bebidas y los deliciosos platillos de la cocina chontaleña y nacional, agregaron los organizadores del encuentro.

Con personería jurídica desde 1972, la Asociación de Chontaleños Residentes en Managua fue presidida inicialmente por el entonces general Gustavo Montiel. No obstante, la presidencia más fulgurante de los últimos tiempos fue la del ya fallecido orfebre Carlos Garzón, cuya esposa, doña Lesbia, es todavía el motor de la organización, la que, durante las próximas elecciones, elegirá como presidente al doctor Donald Urbina, según la apreciación del doctor Castilla Matamoros.

La asociación de chontaleños espera recaudar durante los alegres eventos del fin de semana suficientes fondos para seguir impulsando proyectos sociales en los distintos municipios del departamento, como por ejemplo, la reciente colocación de tres semáforos en la ciudad de Juigalpa, la actual transformación del cementerio de Santo Tomás, y el apoyo al proyecto de agua potable extraída del lago Cocibolca y transportada a los hogares y empresas de la cabecera departamental.