•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN

Desde el pasado mes comenzó la primera etapa de reconstrucción de viviendas en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Aquí se espera que para finales de enero de 2008 puedan estar en pie y más seguras las primeras dos mil 118 casas para igual número de familias afectadas, todas ubicadas en 15 comunidades miskitas del litoral norte, zona donde el huracán “Félix” dejó luto y desolación el pasado septiembre.

Las viviendas a reconstruir en la región serán de madera, es decir, no se modificará su estilo tradicional, pero sí se le agregarán materiales como platinas para reforzamiento y otros resistentes a huracanes, explicó a EL NUEVO DIARIO Rusell Colleman, Director de Proyectos de Infraestructuras en el gobierno regional autónomo del atlántico.


Autoconstrucción
Asegura que son los mismos comunitarios damnificados los encargados de aprovechar la madera caída, y para ese propósito les entregan motosierras, combustible y su respectivo lubricante.

Asimismo, los dotan de zinc, clavos, platinas y un equipo de herramientas para construcción de viviendas. El proyecto se ejecuta con el método de autoconstrucción, en el que se involucra toda la familia afectada.

En 794 dólares norteamericanos se estima el valor de cada vivienda que las comunidades miskitas construyen en el mismo lugar en que fueron destruidas por el meteoro.

Colleman precisa que esta primera etapa de reconstrucción de las primeras 2 mil 118 casas en el litoral norte tiene un costo de 1 millón 720 mil dólares, y su financiamiento es asumido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

Añade que tres meses es el tiempo propuesto para que estas familias afectadas puedan volver a tener un hogar en sus comunidades.

También a la tarea sin precedentes en la región se le agregan 36 promotores sociales que tienen la misión de acompañar a las comunidades en sus formas de organización, capacitación, gestión y seguimiento de sus propuestas logradas.


Segunda etapa
El Banco Mundial apoyará la segunda etapa, en la cual proyectan reconstruir de 500 a 600 viviendas con las mismas normas vigentes de construcción.

Para su ejecución se requerirán de cuatro millones de pies tablar, que probablemente pueda proveer el sector forestal, ya sea en donación o por compras razonables, aunque en ese sentido poco se avanza en las negociaciones.

Otras organizaciones, como la misión religiosa denominada Verbo, ayudan en la reconstrucción de viviendas en la comunidad Betania, cerca del río Wawa, donde se encuentra el lanchón.

En el lugar se proponen reconstruir 106 viviendas arrasadas por el “Félix”. Importante es destacar que sus integrantes ya pueden sentir la satisfacción y el espíritu solidario en sus corazones al mostrar las primeras diez propiedades reconstruidas con techo, piso y forradas de madera, que se encuentran listas para que el mismo número de familias celebre la Navidad en ellas.

Las autoridades de la RAAN registran 20 mil 394 viviendas afectadas, de las cuales 11 mil 167 resultaron dañadas de forma total, y 9 mil 227 fueron afectadas de manera parcial.