•  |
  •  |
  • END

En los ocho municipios de Carazo la Policía Nacional, diversos organismo y el Juzgado de Adolescentes tratan de ayudar a jóvenes que pertenecen a diversos grupos delincuenciales, con el objetivos de que tengan un mejor comportamiento en su núcleo familiar y ante la sociedad.

26 jóvenes prometieron ante jueces y magistrados de la Corte Suprema de Justicia, en una actividad realizada en el centro de convenciones de Hertylandia, ser hombres y mujeres de valores. En el evento participaron los progenitores y allegados a estos muchachos originarios de los diferentes barrios y comarcas de Carazo.

Hertylandia facilita centro de convenciones
Gloria García, administradora del parque acuático de Hertylandia, ubicado entre Jinotepe y San Marcos, manifestó que “todos los años hacemos nuestra labor aportando un granito de arena, prestándoles gratuitamente el local para que realicen sus actividades, siempre y cuando sea en beneficio de los jóvenes, para que éstos se recuperen y tengan un esparcimiento psicológico y se reintegren en la sociedad”.

Por su parte, el doctor Armengol Cuadra, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, señaló a END que “los casos relacionados con los adolescentes se trabajan positivamente, sobre todo ahora que existe la justicia restaurativa, que consiste en que el joven sepa cuáles son sus derechos y deberes ante las víctimas, asimismo, reparar y reflexionar el daño causado”.

Fuera de la cárcel
Los delitos leves, como lo contempla la legislación, se trabajan fuera de la cárcel y no con privación de libertad, se les da capacitación y estudios para regenerar a estos muchachos. En cuanto a los delitos graves, como homicidios, asesinatos y violaciones, la ley indica una pena máxima de seis años de prisión, según el Código de la Niñez, y se trabaja con los jóvenes en la cárcel, pero se le da medidas alternativas por buen comportamiento seguido de la continuación de sus estudios.

Mientras tanto, Francisco Centeno, Director de Ejecución y Vigilancia del Sistema Penal de Adolescentes, exteriorizó que “celebramos con jóvenes que pagan penas, a ellos les obsequiamos esta recepción”.

Habla una madre
Ana Lidia Chávez, madre de un jovencito de 14 años y que pertenece a un grupo en riesgo del municipio de Diriamba, donde según la Policía Nacional ocurren más delitos, reveló a END que “mi hijo se metió a las drogas desde los doce años, y mi vida era un calvario, ya que a veces se perdía semanas y siempre pensaba que lo habían matado, yo le doy gracias a todas las personas que me ayudaron a salvar a mi hijo y reintegrarlo como un muchacho sano y respetuoso”.

Según estadísticas de la Corte Suprema de Justicia, en toda Nicaragua se reportan en 2008, más de 30 mil delitos cometidos por adultos y quinientos por adolescentes, de los cuales de este último grupo están 150 privados de libertad.

Es importante mencionar que en abril de 2009 termina la construcción del primer centro especializado para adolescentes en Nicaragua, ubicado en el departamento de Granada, en donde se llevará a los jóvenes que han cometido delitos leves para que sean capacitados y atendidos por psicólogos, médicos, consejeros social y profesores.