Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

A fin de estar preparados para enfrentar cualquier desastre natural o eventualidad por accidentes o incendios, miembros de la Dirección General de Bomberos de esta ciudad impartieron durante varios días un taller teórico y práctico a los empleados de la sede de una empresa de pollos en Estelí.

El teniente Jorge Luís Vázquez Arróliga señaló que el proceso de capacitación lo concluyeron con un simulacro demostrativo en las bodegas de la mencionada empresa.

Omar Cano Olivas, director administrativo de la entidad, realizó la coordinación en días anteriores con las autoridades de la Dirección General de Bomberos que encabeza el subcomandante José Ramón Montano.

Simulacro de incendio
Los apaga fuegos también llevaron a cabo una acción de desplazamiento operativo. El simulacro concluyó con una serie de actividades como evacuación personal y cómo actuar en el caso que se produjera un incendio en el local. Los trabajadores quedaron organizados en brigadas.

Paralelo a estos eventos, otra fuerza de los bomberos atendía un traslado desde el barrio Orlando Ochoa al hospital regional San Juan de Dios, ya que un beodo a quien sólo identificaron como “Pocho” enfrentaba problemas de delírium tremen, es decir, que estaba viendo lo que popularmente se conoce como “diablos azules” y deliraba constantemente.