•  |
  •  |
  • END

15 mujeres campesinas de varios municipios de Carazo fueron beneficiadas con la entrega de tanques para almacenar agua, como parte del proyecto “Organizadas para enfrentar la inseguridad alimentaria” que impulsa la sección de la mujer de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG).

Dalila Narváez, dirigente de las mujeres en Carazo, dijo que el proyecto ha permitido a 165 mujeres cultivar la tierra con productos básicos para la alimentación diaria, como cebolla, pipianes, zanahoria, ayote, yuca y malanga, alimentos que las mujeres comercializan en los mercados locales para obtener recursos extras para sus familias y para el autoconsumo.

Sin embargo, uno de los problemas en algunas comunidades es la falta de agua potable; en otros casos los ríos están muy alejados, por lo que el esfuerzo para regar los cultivos es mayor, y fue por ese motivo que se contempló en el proyecto la entrega de estos reservorios para que las mujeres puedan tener buenas cosechas en sus respectivos huertos, señaló la dirigente. El proyecto lo financia el organismo alemán Diakonie, que donó 70 mil dólares, dinero no reembolsable con el que las mujeres comenzaron a trabajar los huertos familiares.

Algunas de las mujeres beneficiadas también formarán sus propios bancos de semillas para mantener reservas de cultivos y no comprar semillas a costos elevados en el mercado.

Este proyecto, señaló Narváez, ha dado excelentes resultados en los municipios donde lo ejecutan: Jinotepe, El Rosario y La Conquista.