•  |
  •  |
  • END

Granada

Unos cincuenta y tres ancianos del hogar La Providencia del municipio de Granada, recibieron asistencia médica de parte de una brigada de la fundación norteamericana “Jessie. F. Richardson” y de la Universidad del
Pacífico de Oregon, la cual permaneció durante más de una semana brindando ayuda en cuatro áreas específicas.

El responsable de la Fundación en Nicaragua, doctor Milton López Norori, expresó que la intención era brindar asistencia en odontología, farmacología, y terapia física y ocupacional a los huéspedes de La Providencia, pero también a otros viejitos de los barrios y comarcas pobres de Granada.

“Son 16 personas que vinieron de Estados Unidos, todos ellos conforman pequeños grupos de trabajo dependiendo de su especialidad: tenemos odontólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y farmacólogos. Desde hace diez días estamos trabajando en coordinación con el Ministerio de Salud y la misma comunidad”, explicó el doctor.


Trabajo social
El estudiante de odontología, Wilber Ramírez Rodríguez, manifestó que su participación en este proyecto obedece a su deseo de servir a las personas de la tercera edad y a un requerimiento de su universidad, que manda el cumplimiento de un trabajo de salud pública con quienes más lo necesitan.

“Teníamos la opción de hacerlo en Estados Unidos o en cualquier otro país, pero nosotros elegimos Nicaragua. Yo trabajo en limpieza, extracciones y exámenes para detectar cáncer en la boca o enfermedades periodentales. Además, estoy participando en el estudio para saber cómo se está desarrollando el programa, porque tenemos grandes proyectos para el futuro, entre ellos la instalación de una clínica dental solamente para gente muy pobre”.


Falta coordinación
Por su parte, la terapeuta Tiffany Boggis comentó que entre las necesidades del personal del hogar de ancianos sobresale la coordinación grupal para el fortalecimiento del trabajo y la especialización en terapia ocupacional. “En Nicaragua no existe la carrera de terapia ocupacional, entonces ellos quieren aprender para aplicarla a las actividades que realizan aquí en el centro”, dijo a través de una traductora.


También en Boaco y Jinotepe
El doctor López Norori explicó que la Fundación está trabajando también en el asilo del municipio de Boaco, a través de coordinaciones con la comunidad enfocadas en ayuda para los ancianos, y en el caso de Jinotepe pretenden ampliar las instalaciones del hogar que actualmente presentan un alto grado de hacinamiento.

“Trabajamos con el personal de los tres asilos, pero también con la comunidad. Les damos capacitación para que puedan enfrentar los golpes, caídas, discapacidades y enfermedades, sobre todo las crónicas, que son la principal causa de muerte en los ancianos”, concluyó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus