•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS

El fuego, elemento indispensable para la humanidad, fue el principal factor de destrucción, que, a causa de descuidos, ocasionó desgracias el año que recién concluyó en Las Minas, Región Autónoma del Atlántico Norte.

Como la noche del 2 de febrero en la comarca Minnesota Arriba, municipio de Rosita, donde murieron completamente carbonizados los hermanitos Jeremías y Oneyda Calero Ochoa, de 4 y 7 años respectivamente, al incendiarse en su totalidad la casa, que sus padres habían cerrado con candado para participar en una vigilia evangélica.

Un fogón dejado aún con calor en la cocina mientras el niño y la niña dormían, fue el origen de este fatídico siniestro.


El “Canta Gallo”

Otro incendio fatal que causó pánico por su magnitud, fue el registrado la medianoche del 21 de abril en el hotel “Canta Gallo”, de Siuna, donde fue encontrado carbonizado el cuerpo del geólogo Ricardo López Gutiérrez.

El inmueble, propiedad de la empresa minera Yamana Gold, quedó en cenizas, estimándose en casi 2 millones de dólares las pérdidas materiales.

Las causas de este fatal incidente no fueron dadas a conocer por la autoridad competente, sin embargo, se conoció que lo ocurrido fue originado por un cortocircuito que inició en el cuarto once.


Las Breñas
Y es que las llamas también se ensañaron con la naturaleza al registrarse más de 600 puntos de calor en la región, y que dejó daños considerables, como la quema de cinco mil hectáreas de bosques y tacotales, originada en Las Breñas, Rosita.

Este incendio forestal inició el 9 de mayo y fue controlado hasta diez días después.


Efectos de aguaceros
Como ironía de la misma naturaleza, después esta zona vivió cuatro meses casi anegada por las copiosas lluvias, que dejaron cuatro viviendas destruidas e incomunicadas Siuna y Waslala, a partir del primero de junio, al ser arrastrado un puente de concreto de 60 metros de longitud, en la comunidad Rosa Grande,
Aún falta el puente y se espera que sea reconstruido por el MTI, en los primeros meses de este año.

Esos mismos aguaceros provocaron que algunos ríos se desbordaran hasta por una semana, como el Waspuko, Omizuwas, El Zopilote y Okonwas, entre Siuna, Rosita y Bonanza, cortándose el transporte entre estos lugares.

Por falta de prudencia perdieron sus vidas Delvin Báez Martínez (28), Mainor Uriel Polanco Rivas (17), Carlos Iván Jarquín Calero (34), Marvin Jobel Sánchez Martínez (17) y Enrique Muñoz Díaz (28) intentando cruzar los ríos Zopilote y Okonwas, en Rosita y Matis, en Siuna, los tres primeros, y los dos últimos se recreaban bañándose en el río Bambana y Laguna Azul, también en Rosita.

En este último río, en el lugar llamado Kururia fue encontrada colgada de las ramas una osamenta de un hombre de unos 35 años, que hasta hoy no se sabe su identidad.


Salvajismos
Aparte de estas tragedias, en Las Minas se registraron más de 40 asesinatos, como el cometido contra Amparo Caballero Rodríguez, de 15 años, la que después de ser violada, la asfixiaron, le introdujeron alambre de púas en la boca y con ese mismo material la ataron de la cabeza hasta los pies con una piedra de unas 40 libras y la lanzaron desnuda al río Wiliquito, en Mulukukú, el 6 de febrero de 2008.

Se presume que el salvaje criminal de Amparito sea su propio cuñado Modesto José López Solano, quien constantemente la acosaba y amenazaba con matar a la quinceañera.

Otra mujer, Felipa del Carmen Loaisiga Suárez, (49), igualmente fue violada y luego asesinada por dos vecinos, que le oprimieron el cuello hasta asfixiarla y rematarla con una pesada piedra, que le impactó en la región craneal, brutal hecho ocurrido el 6 de julio, en el empalme de Las Minas con Alamikamba, de Prinzapolka.

Los asesinos, Neftalí Amador Zamora (19) y Antonio Maldonado Polanco, están libres, aunque sólo el primero fue acusado, pero la justicia lo tiene nuevamente en el lugar de los hechos.

Otro caso es el de Evelio Alarcón Zeledón (37), comprador de oro en la comarca Kuikuina, municipio de Mulukukú, donde fue encontrado casi hecho picadillo, para robarle unos 15 mil córdobas que portaba.


Muertes por una muchacha
En Bonanza, el enfrentamiento entre las familias Zelaya y Martínez fue porque uno de los jóvenes de estos últimos se “robó” una agraciada muchacha de la familia de los primeros, y dejó tres muertos a balazos.

Primero fue asesinado de dos disparos Erasmo Martínez Sobalvarro, en el monedero “Vesubio”, el 22 de junio de 2008, crimen atribuido a Aurelio Zelaya. Seis días después ultiman a Zelaya en una emboscada en Suniwas, en cuya acción, su hijo Elvis Zelaya Cruz, logra recoger el arma de su padre y mató a uno de los atacantes, Agustín Martínez Sobalvarro, hermano de Erasmo.

En Bonanza también fue asesinado con arma blanca Raúl Salazar Tercero, en la “entrada de la muerte” del barrio “Concha Urrutia”, lugar donde ocurrieron tres crímenes más.

Pero el crimen que más conmovió a esta población fue el cometido contra Pedro Joaquín Lagos González, conocido como “Cotey”, reconocido pelotero muy querido en el lugar, ultimado de varias estocadas, propinadas por un hombre, que hasta se dio el lujo de pasearse por todo el pueblo para luego huir tranquilamente.


Síndrome de la Paz Centro
Siempre en Bonanza, la tarde del 28 de septiembre, un grupo de enardecidos aficionados y jugadores de softbol, a pedradas quebraron las persianas de la estación policial, la que intentaron incendiar, porque un policía le causó una herida en la cabeza a Marlon Misael López García, un directivo deportivo.

En Rosita, el 7 de marzo, fueron muertos a tiros José Timoteo Hernández, alias “El Comando”, y Donald Alaniz Mayorga (45), “El Niño”, por un hombre que tenía rencillas personales con el segundo.

Conmovieron con el mismo grado de repudio generalizado en Las Minas, los delitos de violación, casi cien casos, y entre las víctimas hay dos niñas de cinco años, violadas de forma salvaje, una por su padre y la otra por su cuñado. Ambos criminales están presos.


Lo Blanco
Pero no todo fue negro en Las Minas, pues en el 2008, hubo un avance significativo en cuanto a inversión de infraestructura, con la construcción de cinco modernos puentes de concreto y doble vía, entre Siuna, Rosita y Bilwi.

Estos proyectos fueron posibles por el financiamiento de la cooperación internacional, como Paz–Danida, de Dinamarca y el gobierno central.

La concluida obra de conexión a la red eléctrica nacional a Siuna es un paso gigante para unir a esta zona del Caribe con el Pacífico. El proyecto costó 5.8 millones de dólares y mejorará las condiciones de vida de los habitantes de caseríos cerca de Mulukukú y Siuna.


Hambre Cero
Asimismo, con el proyecto Hambre Cero, se espera que mejore la economía familiar y colectiva en Mulukukú, Siuna, Rosita, Bonanza y Prinzapolka, donde se han entregado más de cinco mil bonos productivos alimentarios.

En comunidades indígenas y mestizas, en algunos casos por primera vez sus habitantes tienen oportunidad de ordeñar una vaca.


Las elecciones
La suspensión y postergación de las elecciones municipales en la RAAN, supuestamente a causa de que no habían condiciones por los efectos del huracán “Félix”, fue otro tema que causó controversia en la clase política y generó violencia, sobre todo en Puerto Cabezas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus