•  |
  •  |
  • END

Con la asistencia técnica y el financiamiento del Instituto Nacional Forestal (Inafor) más de 15 rubros que forman parte de la cadena productiva forestal en los departamentos de León y Chinandega experimentan mayores rendimientos, gracias a prácticas que contribuyen a la preservación del medioambiente y al desarrollo económico de la región.

En los últimos tres años, los líderes comarcales de los 23 municipios del Occidente del país, en coordinación con representantes del Inafor, han disminuido los problemas relacionados con la deforestación y el tráfico ilegal de madera.

Óscar Toruño, Delegado Departamental del Inafor, señaló que alrededor de siete mil 600 familias de los 23 municipios del Occidente, aglutinados en cooperativas y asociaciones de distintos rubros productivos, se han convertido en núcleos económicamente activas.

“A través de la organización comunitaria iniciada en el 2007, el Inafor impulsa una serie de capacitaciones de asistencia técnica y procesos de control y manejo adecuado de los recursos naturales, planes contra incendios forestales y la ejecución del plan de reforestación de las áreas despaladas del Occidente”, dijo Toruño al presentar su informe anual a un grupo de artesanos carboneros, ebanistas y productores de áreas forestales.


Hablan beneficiados
María Sánchez, Presidenta de la Asociación de Carboneros de la comunidad El Tránsito, en el municipio de Nagarote, destacó que con el respaldo del Inafor más de 40 productores de carbón que trabajaban de manera ilegal se agruparon hace dos años para conformar una pequeña asociación y evitar los problemas de decomiso y multas por comercializar el producto.

Asimismo expresó que los productores de carbón están concientes de los problemas ambientales y por esa razón han plantado más de 80 hectáreas en zonas secas que se encuentran deforestadas.

“Con la organización comunitaria y la asistencia del Inafor hemos incrementado la producción de carbón y hemos exportado hacia El Salvador tres contenedores del producto”, aseveró Sánchez tras mencionar que el quintal de carbón pasó de 35 a 60 córdobas en los últimos seis meses.

Por su parte, José Antonio Cordero, Presidente de la Unión de Cooperativas de Ebanistas de Occidente indicó que durante el Foro Regional Forestal, celebrado en León, hace dos meses, las 400 pequeñas carpinterías de León y Chinandega gestionaron con el Inafor una autorización para comprar y trasladar madera preciosa del municipio de Rosita, en la Costa Atlántica.

“Para abastecer de materia prima a las pequeñas carpinterías de la región, vamos a comprar 600 mil pulgadas de madera preciosa que se encuentran tumbadas en los bosques de Rosita. Los carpinteros recibimos del Fondo Nacional Forestal un donativo de medio millón de córdobas para trasladar ese producto y distribuirlo en los 23 municipios del Occidente”, afirmó Cordero.

También agregó que producto de la deforestación y la ampliación de la frontera agrícola en la región existe una tremenda escasez de materia prima para los obreros y artesanos que se dedican a la ebanistería.