•  |
  •  |
  • END

Una brigada de 21 efectivos del Primer Batallón de Infantería del Ejército de la base militar de Apanás, en Jinotega, a cargo del mayor Marcos Adrian García, está lista para combatir los incendios agrícolas y forestales.

Los soldados fueron dotados de las herramientas necesarias para esta labor por la delegación departamental del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, (MARENA) a cargo del ingeniero Víctor Castro.

Castro, de manera formal hizo la entrega al Coronel Ricardo Sánchez, Jefe del VI Comando Militar Regional de Matagalpa-Jinotega de las mínimas herramientas para contrarrestar los incendios que se puedan dar. Las herramientas consisten en 50 machetes, 50 palas punta redonda, 40 pares de guantes e igual cantidad de azadones y una bomba mochila.

Buen control en 2008
El funcionario, aunque no especificó la cantidad, informó que el año pasado se registraron únicamente pequeños conatos de incendio en los alrededores de la ciudad, en el sector del Barrio Sandino y Villa La Cruz, así como en algunos sectores del municipio de San Rafael y La Concordia.

“Si bien es cierto que éstos no son los instrumentos necesarios, pero sí los mínimos para combatir tanto los incendios agrícolas como forestales, ésta es apenas la primera parte porque estamos pendientes de conseguir el resto”, dijo Castro.

Por su parte, el Coronel Sánchez agradeció al delegado de Marena por la preocupación que existe en función de combatir los incendios y haber conseguido las herramientas para equipar la brigada y tener disponible, no sólo al personal sino los medios para hacerle frente a éstos.

Buena preparación
Sánchez dijo que es primera vez que la brigada contra incendios cuenta con la preparación suficiente, pero no contaba con las mínimas herramientas, ya que en años anteriores habían tenido que usar ramas, palos y hasta sus camisas para enfrentar los incendios.

Sin embargo, dijo que bombas mochilas se necesitan al menos cuatro para cada escuadra, así como los bate fuego, que es una pieza de caucho como un azadón, con el que a cierta distancia un soldado puede extinguir los vestigios de fuego.

La brigada únicamente estará en la disposición para atender las emergencias o eventualidades que se presenten en el municipio de Jinotega por las mismas limitaciones, pero para atender una eventualidad mayor, el Ejército tiene una brigada con los instrumentos suficientes en Matagalpa y que está disponible para ser movilizada cuando sea necesario, dijo el jefe militar.

Recordó que durante el año pasado participaron en el combate de 10 incendios en el cerro La Cruz, las antenas El Chimborazo y otros con dirección a San Rafael, pero sin el equipamiento necesario.

El costo de los instrumentos entregados ascienden a los 26 mil 800 córdobas, y para cualquier emergencia la población podrá marcar el 907-7000 y el 494-2473, dijo el Teniente Coronel Noel Pichardo, jefe de la unidad militar de Apanás.