Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

Unos cuarenta miembros de las redes de protección comunitaria de ocho barrios del municipio de Granada fueron capacitados este fin de semana como parte de una iniciativa impulsada por la Asociación-Comité de la Niñez y la Familia (Aconifa), que pretende concienciar a jóvenes y adultos en diversas temáticas sociales.

Entre los capacitados estuvieron docentes de escuelas públicas, líderes comunales, religiosos, madres de familia y promotoras del Centro de Mujeres Ixchen y de la Casa de la Mujer. “Ésta es la primera sesión de habilitación y capacitación para que las redes puedan ejercer la labor de protección de los niños, niñas y adolescentes en sus comunidades”, expresó la presidenta de Aconifa, Karla Sequeira.


Identificarán factores de riesgo en los barrios
Para ello, pretenden identificar los factores de riesgo en los barrios seleccionados y dar atención y seguimiento a las problemáticas suscitadas con el apoyo de una comisión especializada. “El gran tema central es la explotación sexual comercial, pero incluimos subtemas de mucha importancia, como la violencia intrafamiliar, el embarazo en adolescentes, drogadicción, abusos sexuales, niños trabajadores, en fin, son tantos temas que estamos tratando de abarcar durante dos días”, señaló.

En cuanto a la explotación sexual en niños y niñas, Sequeira manifestó su preocupación debido a la particularidad turística de La Gran Sultana, muy propensa a este tipo de delito, y aunque no precisó en cifras, aseguró que los índices son bastante elevados. “No tenemos estadísticas, pero estamos trabajando con grupos de niñas que están viviendo explotación sexual”.

Las cuatro modalidades diagnosticadas en Granada son la actividad sexual remunerada o prostitución infantil, la pornografía, la trata de personas y el turismo con fines sexuales.

Por su parte, la educadora de Ixchen, Claudia González, quien impartió el tema de Género y violencia, comentó que existe una arraigada idea de que las mujeres son para limpiar la casa y cuidar a los niños, “las mujeres se van imponiendo roles y los hombres también. Es importante analizar las consecuencias y ver hasta dónde eso repercute en la violencia”.

Carmen Guerrero, del Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais), expresó que la alta cifra de embarazos en adolescentes obligó a incluir esta temática dentro de la jornada, “queremos que posterguen las relaciones sexuales y conozcan la importancia de prepararse profesionalmente”, manifestó Guerrero. La preocupación de su institución radica en el 36 por ciento de embarazos adolescentes del total que se producen en Granada.

Los barrios en los que está trabajando Aconifa y los organismos no gubernamentales “Mais” y Unicef son: San Alejandro, Adelita, La Sabaneta, San Antonio, Malacatoya, Villa Sultana y Villa Solidaridad.