•  |
  •  |
  • END

Lésber Quintero
Un templo católico, que se construyó en San Jorge entre 1560 y 1570, día a día se sigue deteriorando sin que hasta hoy se conozca alguna iniciativa de proyecto para consérvalo, pese a que en octubre de 2005, el entonces presidente de Nicaragua Enrique Bolaños Gayer, emitió el decreto número 71-2005, en el cual declara esta construcción conocida como iglesia “La Merced”, Patrimonio Histórico Cultural de la Nación.

En dicho decreto, publicado en La Gaceta el 26 de octubre de 2005, se expresa que la iglesia “La Merced” constituye uno de los bienes culturales inmuebles de mayor importancia desde el punto de vista artístico, al constituir un ejemplo notable y original de la arquitectura popular nicaragüense de la época colonial.

El referido decreto agrega que se hace necesario establecer mecanismos especiales de carácter jurídico para la protección de este bien cultural. En este sentido, se hace referencia que a la iglesia “La Merced” se le debe buscar alternativas de protección para conservar su integridad físico-cultural, para contribuir de esa manera al conocimiento y disfrute de las presentes y futuras generaciones.

Inicialmente era ermita

Según Hernán Morales, asesor cultural de la alcaldía de San Jorge, inicialmente la iglesia “La Merced” se construyó como una ermita, destinada a las comunidades indígenas que estaban asentadas en la parte norte de las costas del lago.

El funcionario agregó que estas comunidades eran bautizadas de manera masiva por los primeros misioneros franciscanos que llegaron a San Jorge. Los indígenas se colocaban debajo del balcón que está en la parte frontal de la iglesia y desde arriba les dejaban caer baldes de agua, para darlos por bautizados y convertirlos al catolicismo, bajo la espada y la cruz.

Se roban placa con
fecha de construcción
Morales explicó que la fecha exacta de la construcción de dicha iglesia se encontraba en una placa que se instaló en una de las columnas, pero lamentablemente se la robaron. Por su parte, la alcaldesa de San Jorge, Gilma Canales, expresó que no permitirá que la antigua iglesia sucumba, “yo tengo interés en ayudar a la restauración de esta reliquia histórica de San Jorge”, aseveró.

De acuerdo a la alcaldesa, la parte más averiada es el balcón y la parte superior de los campanarios, y según sus palabras, la misma iglesia católica ha buscado apoyo para restaurar el templo, por lo que dice que se sumará a estos esfuerzos para conservar la antigua iglesia “La Merced”.