•  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS/RIO SAN JUAN

A sus 62 años, doña Rosa Corea vivía con su vista atormentada por una catarata que con el tiempo podría perder la visibilidad, pero aunque resultara cansado y soleado por la larga espera en unas grandes filas y debiendo madrugar para encontrar cupo, acudió hasta la Cruz Roja, donde especialistas oftalmológicos norteamericanos prestaban sus servicios hacia los más necesitados.

Corea sería intervenida de una catarata en el hospital “Luis Felipe Moncada”, de San Carlos, en el departamento de Río San Juan, “sólo me quedará agradecer al de arriba (al Señor) y a ellos (especialistas) por el bien que están haciendo”, dijo la humilde señora.

También don Benjamín Balladares, de 76 años, llegó desde la comunidad Las Azucenas y tras practicarse los exámenes, los especialistas determinaron su problema de catarata e igualmente sería intervenido. “Es algo bueno, están cumpliendo con la misión de Jesucristo y casi es gratuito, pues por sólo 40 córdobas no están dando la mejor atención”, manifestó.

De esta manera, una brigada norteamericana oftalmológica atiende a la población riosanjuaneña, a quien además de realizar los exámenes de la vista y suministrarle medicamentos y los lentes, realiza intervenciones quirúrgicas en los casos más críticos.

Obra social beneficia
también a municipios
La brigada que lidera la doctora Jo Anne Yon, Directora nacional del Ministerio Médico Internacional (MMI) en Nicaragua, permanecerá durante dos semanas desarrollando la obra social en San Carlos, cabecera del departamento, hacia donde también acuden ciudadanos con problemas en la vista de los municipios de Morrito, San Miguelito, El Almendro, El Castillo y San Juan de Nicaragua.

Según Jo Anne, la brigada cristiana, integrada por 39 personas, entre los que destacan cinco especialistas en oftalmología, un cuerpo de enfermeras y ayudantes, se propone atender entre 1,500 y 2,000 personas, debiendo culminar sus servicios el próximo 6 de febrero.

La líder del Ministerio Médico Internacional explicó que la organización cristiana internacional está ayudando a la gente más pobre y en lugares de difícil acceso como Río San Juan, “me dijeron que aquí nos necesitan, puesto que aquí nadie viene”, apuntó.

Refirió que entre los males de la vista más frecuentes se encuentran las cataratas, el estrabismo, perigeo y realizan cirugías en los casos que amenazan con afectar la vista. Señaló un caso de tumor en el párpado benigno y otro con problemas en el lagrimal, que también ameritaban intervención.