•  |
  •  |
  • END

En una dimensión de 3,618 metros cuadrados comienza un gran proyecto cultural denominado “La Casa de las Botellas”, una verdadera obra de la innovación artesanal que están impulsando los muchachos de la Escuela de la Comedia y el Mimo,  bajo la dirección del artista venezolano Diego Gené con el apoyo del  director de La Casa de los Tres Mundos, Dieter Standler y el director de cultura, el arquitecto Fernando López Gutiérrez.

Un rancho para teatro con escenario ampliable de 17 metros de radio por 12 de altura, una sala de ensayo, una biblioteca, una bodega para guardar los materiales, equipos y vestuario, son parte de la primera fase de La Casa de las Botellas.

Luego han pensado en la construcción de dormitorios, sala de computación y una oficina, además del área de cocina para preparar los alimentos del personal histriónico que ha viajado por Alemania, Holanda, España, Suiza, Venezuela, Costa Rica, Guatemala y Honduras.

Alimentando el alma

“Hoy  alimentan el alma con la esperanza de continuar surgiendo, avanzar hacia delante y no detenerse”, dice metafóricamente Diego y expresa su agradecimiento a su compañero en la directiva, Javier Macanche, quien escudriñando el internet, se encontró con la alternativa para la construcción de un proyecto en concordancia con la defensa  del medio ambiente, del  ecosistema y de la naturaleza.

Casas familiares a orillas del lago de Atitlán en Guatemala dieron la idea a Diego de levantar una infraestructura en el terreno obtenido con financiamiento de donación internacional, especialmente del organismo suizo,  “Fundación para una Educación Igual”, cuyo representante en América Latina es Urs Meinster.

El arquitecto López Gutiérrez se encargó del diseño del edificio que está siendo construido por los muchachos artistas, “Todos ellos han aprendido construcción, a preparar los materiales, a llevar las medidas de cada uno de los espacios”, aseveró Gené.

Pegan bloques y botellas

En el proceso van levantando las paredes, colocando las botellas plásticas amarradas con alambre. Sobre las mismas va una red metálica o malla de alambre, luego la mezcla de concreto sobre unas cinco o seis mil de estos recipientes de coca cola, pepsi cola, big cola, entre otras.

Gran cantidad de material sintético es recogido y aportado por los niños de los alrededores del reparto El Rosario y la casa está ubicada del lugar conocido como “Pila de agua”, 175 metros al este.

La Escuela de la Comedia y el Mimo funcionará a partir de marzo  de este año en el sector de El Rosario y barrios circunvecinos, donde han sido recogidas las botellas por los nuevos alumnos, recuerda Diego “qué bonito ver llegar a los niños con los saquitos y bolsos llenos de botellas, es una contribución a la campaña de no contaminación al medio ambiente y al lago Cocibolca”, expresó satisfecho.