•  |
  •  |
  • END

Bluefields
En el contexto del plan de los 100 primeros días de gestión, la actual administración edilicia de Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur, se propone despejar algunas aceras que están congestionadas por distintos tipos de negocios.

“Inicialmente estudiamos la situación de 49 comerciantes  que tienen ubicada su mercancía en áreas críticas donde los transeúntes tienen dificultades para caminar”, explicó el director de la Dirección de Medioambiente de la Alcaldía de Bluefields, Gerardo Bravo.

Bravo dice que las direcciones de Medioambiente y Urbanismo de la comuna blufileña elaborarán un diagnóstico que será presentado al alcalde Harold Bacon y al Concejo. “A ellos les corresponderá determinar qué medidas tomar para ordenar el uso de las aceras”, añadió.

Preocupación

La señora Lilliam Robleto, una vendedora de frutas ubicada en una esquina cercana al mercado municipal, se declaró preocupada por la posibilidad de que la desalojen de la acera.

“Tengo muchos años vendiendo aquí y no interrumpo el paso de los peatones ni tengo productos peligrosos”, señaló al tiempo que se preguntaba: “¿La alcaldía me va a dar trabajo si me quedo sin mi medio de sustento?
En tanto, Sara Rosales, dijo que tiene 16 años de vender frutas y verduras en una acera. “De esta forma he creado a mis hijos y puedo decir que gracias a este trabajo pronto tendré una profesional en la familia.

Rosales hace un llamado a las autoridades edilicias para buscar una solución a la problemática de las vendedoras ambulantes; también exhortó a otros comerciantes que se ubican en las aceras que dejen pasada para los peatones.

Gerardo Bravo tranquilizó a las señoras Robleto, Rosales y otros comerciantes que temen un desalojo forzoso. “No pretendemos dejar a nadie sin trabajo; sabemos que el mercado municipal está saturado y lo que buscamos es un ordenamiento sin perjudicar a nadie”, recalcó.

Bravo señaló que uno de los problemas generados por este tipo de negocios es la alta generación de desechos que no reciben tratamiento y ensucian la ciudad. “Un ejemplo son los vendedores de discos compactos que botan ensambles en la calle dificultando la labor de los recolectores de basura”, explicó.

El funcionario dijo que muchos de estos vendedores ni siquiera pagan impuestos. “Pero el asunto de fondo es que necesitamos ordenar la ciudad”, concluyó.

Peatones satisfechos

Varios ciudadanos han copado las emisoras radiales de Bluefields demandando que se haga una realidad el descongestionamiento de las aceras de la ciudad.

La periodista costeña Erlinda Aragón aplaudió el plan de ordenamiento del uso de las aceras. “Creo que las anteriores administraciones de la alcaldía han sido negligentes al permitir que las aceras se saturen de todo tipo de negocios”, opinó.

Aragón advierte el peligro que corren, especialmente los niños, cuando tienen que caminar por la calle porque no pueden hacerlo por las aceras. “Otro peligro lo representan las ventas de comidas calientes, nacatamales y sopas hirvientes”, indicó.

Según ella, todo el mundo tiene derecho a trabajar. “Es cierto que la situación está difícil, pero no deben exponerse a los peatones para dejar que ciertas personas ocupen las aceras para colocar su mercadería.

Finalmente, Aragón instó a la alcaldía a remover los negocios que se han establecido en áreas verdes y otros temporales que saturan algunos sectores del parque municipal cuando se realizan ferias.