•  |
  •  |
  • END

Los casos de leptospirosis que la semana pasada se dieron en el municipio de Nandaime, en Granada, continúan siendo el principal punto de atención de las autoridades de salud del departamento, manifestó la doctora Patricia Vindel.

Aunque inicialmente se informó a los medios de comunicación que los casos confirmados eran tres, Vindell aclaró que realmente se trataba de dos casos, cuyos muchachos habían ido a bañarse a las aguas de ríos, que se presumen están contaminados.

La doctora manifestó que, por un lado, hicieron coordinaciones con la Policía del municipio para evitar que las personas impidieran la entrada de los inspectores de la salud a las casas y, por otro, con la Alcaldía, para ejecutar acciones de higiene y saneamiento.

Ríos contaminados
Vindell expresó que los ríos aparentemente contaminados por la bacteria son El Bejuco, El Salto, El Tigre, El Dorado y El Limón, en cuyas aguas se bañaron las doce personas que presentan síntomas compatibles con la enfermedad.

“Sacamos 18 muestras de diferentes lugares, y enviamos 15 al centro nacional de diagnóstico y referencia, en Managua, pero hasta el momento no nos han confirmado que estas fuentes estén contaminadas”, manifestó la doctora.

Según la doctora, lo que sí fue confirmado por los padres de familia es que el último día de clases un grupo de niños y jóvenes en edades entre 10 y 19 años, decidió ir a bañarse a las aguas de El Bejuco, donde se cree que está la bacteria.

Campaña de higiene
Al respecto, el Silais de Granada inició una campaña de concienciación e higiene en barrios del casco urbano de Nandaime, principalmente en el Ricardo Morales Avilés, donde ubicaron 1,962 cebos de raticidas en 387 casas, y medicaron a 2,500 personas de todas las edades.

Además, visitaron las comunidades cercanas a los ríos, entre ellas Palo Alto y Presa de Candelaria, donde los inspectores pusieron 277 cebos de raticidas en 59 viviendas de ambas comunidades, distribuyeron 24 litros de cloro y colocaron cinco carteles informativos en los que prohibían el paso a los ríos.

Sin embargo, durante el trabajo que continúa realizando el Silais se han encontrado con más casos que presentan síndromes febriles compatibles tanto con dengue como con leptospirosis, por lo que hasta el momento los casos sospechosos llegan a doce.