•  |
  •  |
  • END

Jalapa
Aunque el actual alcalde, Orlando Zeledón Sobalvarro, no quiere “ver ni tocar” el pasado que correspondió a la cuestionada administración de Humberto Pérez Largaespada, los comarcanos de Yumpalí, reclaman por la reparación de la vía rural de diez kilómetros que les comunica con la cabecera municipal y que el Instituto de Desarrollo Rural, IDR, y la comuna dejaron inconclusa en el año 2007.

La normalidad de esta vía es clave para unos 100 productores de café, que realizan ingentes esfuerzos para evacuar la cosecha hacia la vía adoquinada que comunica con Ocotal. Desde sus fincas transportan el grano de exportación a lomo de bestias hasta donde logran ingresar las camionetas.

Para el cafetalero Agustín Gutiérrez Rivera, los comunitarios se sienten burlados por el IDR y la Alcaldía, pues, consideran que hubo un derroche de recursos de más de 8 millones de córdobas, incluidos los 247 mil 450 córdobas que en mayo de 2007 entregaron al administrador financiero de la municipalidad en concepto de aporte para invertirlos en las obras.

Caso a lupa de CGR

El tramo formaba parte del proyecto de mejoramiento de un circuito de caminos de unos 22 kilómetros que conectan varias comarcas productivas sobre la cordillera colindante con Honduras.

“Desconocemos en qué se gastó tanto dinero, y no hemos preguntado, pero nos gustaría saber en qué se invirtió”, sugirió el productor, a la vez que mostraba trabajos improvisados en una alcantarilla y la calzada de la vía sin balastro, convertida en pegaderos.

Señaló que utilizando 30 mil córdobas, aportados por los cafetaleros, alquilaron un tractor para abrir un desvío que les está funcionando porque el camino hecho por la alcaldía no les sirve. “No sé que pasará, a nosotros se nos retiene los impuestos por el producto, y de aquí salen miles de quintales”, apuntó.

Agregó que ante ellos hubo un “boleo” entre el IDR y la Alcaldía. “Siempre nos decían que dentro de una semana continuaría los trabajos, pero eso nunca ocurrió”, reclamó. Tampoco dijo que se les ha presentado una rendición de cuentas.

Dijo que desde un comienzo sospecharon que Alaniz no era más que una empresa de “maletín” que utilizó en los trabajos maquinaria de la misma comuna. Tampoco indemnizó a una familia por la muerte de un maquinista al darse vuelta una pala mecánica en una empinada cuesta de la zona.

Nuevo alcalde: No respondo por el pasado

El ahora ex administrador financiero, Yader Pinell López, respondió que el dinero recibido de los comunitarios lo depositó en una cuenta del IDR y por eso no entregaron una boleta oficial de la Alcaldía. En tanto, una misma fuente de la institución reveló que el caso está incluido en un paquete de denuncias interpuesto en la Contraloría General de la República, CGR, por varias irregularidades detectadas en la administración de Pérez Largaespada.

Zeledón Sobalvarro, como nuevo edil, manifestó que no sabe si la gente de la comarca entregó una contraparte. “Yo respondo del 26 de enero para acá. No sé que es lo que ha pasado. Estoy viendo el presente”, señaló.

Añadió que impulsa gestiones ante el IDR para obtener fondos que reparen nuevamente esos caminos rurales por el deterioro causado por el invierno pasado, y que ante cualquier oferta ya cuentan con la contraparte local.