•  |
  •  |
  • END

Como una clara advertencia a las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León y al movimiento estudiantil del Centro Universitario de la Universidad Nacional, CUUN, estudiantes de las distintas facultades, encabezados por Bismarck Darce, representante de la Facultad de Educación y Humanidades en el Alma Máter, amenazan con ejecutar acciones de protesta en los próximos días e incluso paralizar el año lectivo 2009.

Los estudiantes identificados con la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, exigen la realización de elecciones facultativas, gratuidad en la educación superior y una mejor distribución de exoneraciones y becas.

La primera protesta del año se efectuó el seis de febrero con la toma del edificio central de la institución de estudios superiores, en donde se produjeron enfrentamientos violentos entre estudiantes de UNEN y el CUUN.

193 mil córdobas en pérdidas

Las autoridades universitarias valoran pérdidas económicas en infraestructura, equipos y mobiliarios de oficina que oscilan en 193 mil córdobas.

Después de los hechos violentos, el consejo universitario, tomó como medida inmediata la suspensión de matrícula para diez estudiantes que fueron totalmente identificados en participar de los actos vandálicos, además se conformó una comisión especial para investigar con mayor detenimiento los hechos ocurridos.

Pero contrario a la posición adoptada por el consejo universitario, el bachiller Bismarck Darce, uno de los diez estudiantes sancionados, responsabilizó, al bachiller Manuel Ruiz, presidente del CUUN en la UNAN-León como el hostigador de los hechos vandálicos y solicitó a las autoridades universitarias a emprender una investigación en contra de los dirigentes del movimiento estudiantil.

Suspenderán clases

“Ratificamos que las clases no van a iniciar de manera normal el próximo 23 de febrero, -nosotros vamos a hacernos sentir-, la lucha sigue, aquí no estamos pretendiendo destituir a Manuel Ruiz, sino que estamos empecinados en hacer prevalecer la ley, reclamamos una educación gratuita y con igualdad de derecho para todos los nicaragüenses, además exigimos la realización de elecciones y cambios en los cargos en el movimiento estudiantil”, aseguró Bismarck Darce.

Asimismo añadió que están esperando que las autoridades universitarias, adopten las medidas que se deben de tomar para sancionar a los verdaderos responsables de los daños ocasionados al edificio central.

“Tenemos en nuestro poder las imágenes de vídeos que hablan por sí solas, hemos entregado una copia a la comisión investigadora, esperamos que la analicen y observen la realidad de los hechos, porque fueron otras personas las que ocasionaron los destrozos, no eran estudiantes, eran vagos que por su vestimenta los podemos catalogar como tales”, refirió Bismarck Darce defendiéndose de los señalamientos efectuados, en contra de UNEN.

Achacan destrucción
a grupo de Manuel Ruiz
“Vamos a demostrar la responsabilidad de aquellos dirigentes estudiantiles que están siendo impuestos por las autoridades universitarias, los cuales son ilegalmente constituidos”, enfatizó el representante estudiantil tras mencionar que la destrucción de las puertas, ventanas, mesas y sillas fue parte de las acciones dirigidas por Manuel Ruiz.

Ante los señalamientos de decenas de estudiantes de distintas facultades, el presidente del CUUN, Manuel Ruiz sostiene que no está en contra del relevo generacional, únicamente espera que se respete la voluntad de la mayoría de estudiantes y que los dirigentes nacionales de UNEN esperen que inicie formalmente el año lectivo 2009 para que la Comisión Electoral proceda con la realización de elecciones limpias y transparentes.

“No vamos a permitir que el señor Cesar Pérez, Presidente de UNEN y sus allegados, que representan a la cúpula de la corrupción, vengan a la UNAN-León a tratar de crear un problema donde no hay, aquí los estudiantes estamos unidos y vamos a defender nuestra autonomía a costa de lo que sea”, aseveró Ruiz quien goza del respaldo de las autoridades universitarias.

Por su parte, Alejandro López Lira, Gerente Administrativo Financiero de la UNAN-León, confirmó que los daños económicos que dejó el enfrentamiento entre estudiantes de ambos grupos, asciende a 193 mil córdobas. Fueron destruidos los cristales de las ventanas, decenas de mubles, pizarras, sillas, cortinas plegables, lámparas, las dos puertas laterales del edificio y las puertas internas de varias oficinas, servicios higiénicos y cerraduras de El Paraninfo y la Rectoría.

Según el funcionario de la UNAN-León, para regresarle las calidades aproximadas a este edificio, y hacer una réplica de las puertas laterales del inmueble, se invertirán alrededor de 193 mil córdobas.

Se procedió a restablecer las partes destruidas porque es deber de la universidad garantizar que todo el personal tenga las condiciones básicas de trabajo y sobre todo que se vuelva a la normalidad.