•  |
  •  |
  • END

NUEVA GUINEA
El presidente municipal de los comités de Prevención al Delito, Donald Ríos Obando, criticó fuertemente ante los medios de comunicación a Rosa Olivia Sosa Benítez, juez suplente del juzgado de Audiencias de Nueva Guinea, por haber dejado en libertad a dos supuestos abigeos, acusados de ser los autores del robo de 19 semovientes recientemente sustraídos de la propiedad del productor Jaime Sebastián Guzmán, en la colonia Los Ángeles, los cuales fueron recuperados en la comarca Las Pavas, de Muelle de los Bueyes.

Este lote de semovientes fue recuperado por la Policía Nacional en combinación con el Ejército y con un grupo de productores después de varios días de búsqueda y persecución.

Según Ríos Obando, la juez suplente propinó una bofetada a las víctimas y a los mismos agentes de la Policía y del Ejército, que invirtieron tiempo para ocupar el ganado robado y detener a José Antonio Urbina Castellón y Johnny Darling Castellón, señalados de abigeato.

Ante la decisión de la judicial de dejar en libertad a los presuntos abigeos, el presidente municipal de los comités de Prevención del Delito, Donald Ríos, reaccionó inconforme, y públicamente preguntó a la juez suplente qué pruebas le hacían falta, si tenía en sus manos todas las evidencias del caso.

Por su parte, el Ministerio Público presentó formal acusación porque existían suficientes pruebas para declararles la prisión preventiva a los detenidos.

Ríos Obando expresó también que como tradición, quienes administran justicia en nuestro país, en diciembre limpian las cárceles, pero les interesan sólo los casos grandes, y los casos de menor relevancia ni se les cruzan por la mente.

Por todo lo actuado por la judicial, los productores organizados y los comités de Prevención del Delito de Nueva Guinea, presentaron formal acusación ante la Corte Suprema de Justicia, para que responda por las irregularidades de la suplente en Nueva Guinea, que deja seria desconfianza entre la población, y desanima a realizar las respectivas denuncias cuando hay delitos de abigeato, porque lo que trae son hechos violentos, señaló.

Para jueza no
hay pruebas
La resolución dictada por Rosa Olivia Sosa Benítez, Juez Suplente del Juzgado de Audiencias de Nueva Guinea, señala que no hay méritos suficientes para imponer prisión preventiva en contra de los detenidos, y mandó a que se archivaran las diligencias según el numeral 5, el cual indica que la relación tiene que ser clara, precisa y específica en cuanto a la participación de los acusados, así como también con el artículo 155 del Código Procesal Penal, por lo cual no existe delito para que se mantengan detenidos, y los sobreseyó de manera definitiva.

Hay que aniquilar
al zorro del piñal
Estas acciones son las que provocan los ajusticiamientos o pasadas de cuentas, pues ante la pésima forma de administración de justicia por los judiciales, a los productores no les queda más que actuar.

Tal es el caso ocurrido en la comarca San José de Sawawá, del municipio de El Tortuguero, a unos 50 kilómetros al norte de El Rama. Aquí existía una banda de abigeos que sembraba el terror entre los productores de la zona.

Un día de tantos aquí se ajustició a cinco supuestos abigeos, de los cuales cuatro fueron degollados y uno baleado con un arma de guerra. La Policía de El Rama llegó al lugar de la matanza, pero nadie supo decir quién o quiénes dieron muerte a los hombres.

Los ahora muertos eran señalados de robar reses y bestias mulares, pero nunca hubo justicia para los afectados, que no podían probar la culpabilidad de los delincuentes porque no había testigos, y aunque los hubiera, nadie se presentaba ante los juzgados, porque después de declarar, los testigos no habían terminado de llegar a sus casas cuando los estaban matando.

Los productores expresan, entonces, que la única forma de controlar el abigeato, es aniquilando al zorro en el piñal.

El abigeato: segundo delito en Zelaya Central
Uno de los cinco principales delitos en los tres municipios de Zelaya Central y de El Almendro, de Río San Juan, es el abigeato, que ocupa el segundo lugar, pues el primero lo tiene la violencia intrafamiliar.

Ésta fue la conclusión a la que se llegó en la última reunión multisectorial realizada por la Policía Nacional en Muelle de los Bueyes, con todos los representantes de organizaciones e instituciones de cada uno de los cuatro municipios.

Aquí se reiteró que los principales culpables de fortalecer el abigeato son los mismos jueces, pues cuando se presentan las acusaciones, lo primero que piden los jueces es que haya de dos a tres testigos, pero como esa prueba no es posible por muchas razones, los jueces dejan libres a los acusados, y éstos, ni cortos ni perezosos, continúan robando o matando a los acusadores, expresaron los productores ganaderos.

Sólo dejan la osamenta
Los ganaderos están cansados de que su hato se merme, y señalaron que una de las formas como actúa el abigeo es destazando las reses en la misma finca donde las roban.

Recientemente, el señor Medardo Granja, de la comunidad La Ceiba, municipio de El Rama, encontró en uno de sus potreros la osamenta de una de sus vacas, la cual destazaron durante la noche, y cuento acabado.

Como en los casos anteriores, no hay sospechosos, y si lo hubiera, no hay testigos, y si se acusa, los jueces liberan a los acusados, y luego puedo aparecer muerto yo expresó el productor. Por lo tanto, los productores no confían en el trabajo que hacen los judiciales, pues es girar en un círculo vicioso.