Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Con la reinauguración del Centro de Atención Psicosocial en Salud Mental, (Caps) “Alfonso Cortes”, en la cabecera departamental de León, más de 600 pacientes que padecen de alteraciones de salud mental, recibirán atención siquiátrica y medicamentos, y serán incorporados a dinámicas de grupos en donde participarán familiares y líderes comarcales, con la finalidad de incluir a la comunidad en un problema social que afecta a todos.

Los pacientes que sufren trastorno mental y que deambulan por las calles y avenidas de la localidad, también serán atendidos integralmente a través del esfuerzo de especialistas médicos y voluntarios del Hospital Escuela “Óscar Danilo Rosales Argüello” (Heodra), de la Asociación de Pacientes de Salud Mental, del Hospital Psiquiátrico de Managua, y del Caps.

La psiquiatra Maritza Sampson, Responsable del Caps en León, manifestó que desde hace más de cinco años el Caps ha permanecido inactivo, y se carece de un censo que refleje la cantidad de pacientes del programa de salud mental en el Departamento de León.

“En los archivos hemos encontrado alrededor de 600 expedientes de usuarios que eran atendidos, pero de manera irregular. Estamos levantando el censo real de pacientes con problemas de salud mental para programar la cantidad de medicamentos que vamos a necesitar, y si es posible, aumentar nuestro personal”, dijo la doctora Sampson.

Enfermos deambulan desnudos

Añadió la funcionaria que el programa de salud mental tiene un presupuesto limitado para hacerle frente a las necesidades que se presentan. Se necesita del respaldo de instituciones locales y externas, que contribuyan con la salud mental de decenas de pacientes que carecen de atención médica y del respaldo de sus propios familiares, refirió la especialista, quien además aseguró que actualmente trabajan en la captación de pacientes.

El principal reto que asume el Centro de Atención Psicosocial en Salud Mental, es captar y albergar en el Hospital Psiquiátrico de Managua a dos o tres pacientes con trastorno mental, que deambulan por las calles y avenidas de León, desaseados completamente desnudos: en la plaza y parque central “Metropolitano”, en los alrededores de la Basílica Catedral, de la Alcaldía, y de los colegios La Asunción y San Ramón.

La población leonesa está cansada de denunciar esta situación a la Policía Nacional y a las autoridades del Ministerio de Salud.

Según la doctora Maritza Sampson, los familiares o tutores de estos pacientes han fallecido, y después de varios años de carecer de atención especializada, su situación de salud ha empeorado. “Recuerden que la solución no es sólo internarlos, sino que hay que prestarles mayor atención para su rehabilitación”, apuntó.