Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Fuertes medidas de austeridad judicial fueron anunciadas por la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, durante el taller de Planificación y Presupuesto impartido a magistrados del Tribunal de Apelaciones de Granada (TAG), y jueces de la circunscripción suroriental. Dichas medidas tienen que ver con el congelamiento de plazas, vacantes, viáticos para alimentación, transporte, pago de horas extras y contratos temporales, entre otras cosas.

La presidenta de la Sala Penal del TAG, doctora Ligia Rivas, explicó que en el área de Medicina Legal están asignando lo necesario para atender  en horario sujeto a las medidas de austeridad, pero subrayó que no pueden eliminar la suplencia de los jueces, porque se interpretaría como retardación de justicia.

Incómodo, pero necesario 

“Es un asunto que no es muy cómodo, pero es necesario, debe existir conciencia de la situación que ya estamos experimentando”, reafirmó la funcionaria y agregó que tampoco se podrán negar los subsidios por maternidad.

Otra medida prevista es el congelamiento de los incrementos salariales y las nivelaciones en ese sentido. Desde ya están haciendo análisis de los perfiles y funcionamientos de los cargos, revisando planillas y haciendo estudios de cada caso.

Por ejemplo, a nivel central hay numerosos abogados que dedican gran parte del tiempo -como empleados de la Corte- a recoger firmas en asuntos de títulos y por eso reciben salarios de hasta 12 mil córdobas, “Eso se tiene que corregir”, coincidieron ambas magistradas.

Procesos de consulta

La doctora Mercedes Palma, acotó que los resultados de los 135 procesos de consulta con funcionarios judiciales en todo el país fueron positivos, el trabajo se efectuó en áreas penales y civiles, y desde las defensorías públicas hasta las unidades administrativas.