Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Para disminuir la epidemia del Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH en los departamentos de León y Chinandega, un grupo de jóvenes voluntarios y funcionarios del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud, Cisas, realizarán recorridos en bares y restaurantes muy concurridos en la región, con la finalidad de divulgar mensajes educativos y de prevención en contra de la enfermedad.

La metodología de trabajo está dirigida directamente al sexo masculino. Las estadísticas de diciembre de 2008 demuestran que de los 300 casos acumulados en el departamento de León, el 70 por ciento son hombres de entre 18 y 45 años. El municipio de León registra 253 casos y el resto pertenece a los demás municipios.

La campaña de educación y prevención en contra del VIH-Sida iniciará a partir de marzo en los municipios de León, Chinandega, Corinto, El Viejo y El Guasaule.

Víctor Gutiérrez, Coordinador de Cisas en el Occidente del país, aseguró que esta nueva metodología de persuasión, prevención y educación en contra de la transmisión del VIH-Sida en bares, restaurantes, mercados, cooperativas y otros edificios públicos, tiene como principal objetivo disminuir los índices de infestación en el país.

Añadió Gutiérrez que desde 1985 Cisas trabaja en la prevención de la epidemia en Nicaragua, y fue dos años después que se registró el primer caso. Explicó que Cisas es una organización que brinda servicios de educación e información sobre salud comunitaria.

“Vamos a visitar los bares y restaurantes de manera sorpresiva y pretendemos facilitar a los jóvenes y adultos del sexo masculino, charlas educativas, documentación y una atención personal que contribuya a una cultura de prevención”, dijo Gutiérrez.

Casos VIH-Sida incrementan

Según el funcionario de Cisas, los casos de VIH-Sida en el departamento de León han incrementado notablemente, de los 300 casos, el 70 por ciento son hombres y el 98 por ciento corresponden a la cabecera departamental.

“Es por esa razón que estamos trabajando directamente con los hombres, porque son ellos quienes están propagando la enfermedad en sus cónyuges. Esperamos que no haya rechazo o resistencia por parte del sexo masculino ante este esfuerzo que nos hemos propuesto por un lapso de diez meses, y que cuenta con una inversión de tres mil dólares”, dijo Víctor Gutiérrez.