Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

En el año 2008, se cuantificaron sesenta y seis incendios forestales y en lo que va del año 2009, ya han ocurrido diecinueve quemas.

Hasta el momento se han carbonizado veintiocho manzanas de zonas boscosas, la mayoría ubicada en el área protegida del Volcán Masaya. “Estamos en alarma permanente, la temporada de verano inició, pero los incendios forestales se han multiplicado en el departamento de Masaya”, manifestó Bernardino Bermúdez, jefe de la Defensa Civil.

Bermúdez, anunció que asignaron a un miembro del Ejército de Nicaragua, para que haga las coordinaciones institucionales y territoriales para atender las quemas forestales, asimismo anunciaron que el Magfor, aún no ha dado permiso a ningún agricultor a realizar esta actividad al momento de preparar las tierras para cultivos.

Provocados por vándalos

El cincuenta y dos por ciento de las causas de los incendios forestales es provocada por vándalos, “los incendios son incitados por personas que buscan miel, leña o cazan garrobos y otros animales que son el platillo de verano”, enfatizó, Bermúdez.

La ley de delitos ambientales 559, fue asimilada por el nuevo código procesal penal, por lo cual sanciona como delito al medio ambiente a las personas que hagan quemas sin permiso de las entidades gubernamentales correspondientes.

Una persona a juicio

En Masaya, una persona está actualmente enfrentando juicio por falta al medio ambiente, luego que fue capturado por guardaparques del Volcán Masaya, después de haber provocado un incendio forestal en las orillas de la Laguna de Masaya, cercano al municipio de Nindirí.

De igual forma en la Laguna de Apoyo, donde está situada la cooperativa “Ever Silva”, se quemaron siete manzanas de áreas protegidas.

En bajadero La Bomba de la Laguna de Masaya, se quemaron diez manzanas, de área boscosa.

También estos dos últimos incendios fueron provocados por vagos que visitan los lugares en busca de garrobos y otros animales.

Para ayudar a pagar el fuego se han necesitado 12 policías de Masaya, 6 bomberos, 4 funcionarios de Marena, y 15 miembros de la Defensa Civil de la Alcaldía de Masaya, y para controlar un incendio forestal se lleva alrededor de cuatro horas y todo depende de la inmensidad del mismo.