• |
  • |
  • END

“Somos mujeres y tenemos derechos humanos”, es la frase que fue llave para arrancar el conversatorio de un grupo de mujeres que promovió el Centro de Mujeres de Masaya.

Norma Barahona, directora ejecutiva del Centro de Mujeres, dijo que la discriminación de la sociedad hacia las mujeres, olvida que primero son personas con derechos humanos y las causas para que decidan trabajar de esta manera debe ser respetado, “ya cada quien resuelve vivir como quiere”, dijo Barahona.

“La vida de nuestros hijos, abuso sexual desde los seis años, rechazo familiar y las faltas de oportunidades de las autoridades estatales y no gubernamentales para abordar esta situación son las principales justificaciones para resolver las necesidades de las féminas”, expresó.

Por las iniciales

En esta actividad fueron escuchadas todas las mujeres que se dedican a ser trabajadoras sexuales, y por sus casos no fue permitido conocer los nombres de ellas, por lo que sólo se les llamaba por sus iniciales.

“Dios no discrimina a nadie y por el amor a nuestros seres queridos, hacemos lo que la sociedad discrimina y nos trata, tal como si no existieran los Derechos Humanos para nosotras”, enfatizó J.G.

Ganar el dinero fácil, mujeres de la vida alegre, son las frases más comunes que la sociedad usa contra las trabajadoras sexuales, “aguantamos todo tipo de maltrato y las autoridades policiales no hacen caso a nuestras denuncias como tal no fuéramos personas”, manifestó una de las participantes.

Recuerdan demandas

En el conversatorio, se recordaron las demandas planteadas en un encuentro realizado en la ciudad de León donde se manifestaron las necesidades a las diferentes instituciones.

Las trabajadoras sexuales, dijeron que la Policía Nacional debe hacer caso a las denuncias que interponen ellas, ya que muchas son víctimas de agresiones y que no las detengan sin motivos, porque muchas veces dicen: “ah vos estás metida en esa vida, por eso te pasa eso”, es la contestación que según ellas reciben.

La Iglesia y la sociedad las discrimina, y los juicios no castigan a los que asesinan o maltratan a las mujeres.

“Esperamos que los medios de comunicación aborden estos temas tomando en cuenta que tenemos familias, derechos humanos y primero somos mujeres”, concluyó J.G.

Felipita Cermeño, Directora de Educación, cultura, deporte y turismo de la Alcaldía de Masaya; Silvio Navarro, Delegado del Silais Masaya; Cecilia Gaitán, Delegada de Mifamilia, anunciaron que estarán atendiendo de manera directa a las mujeres donde darán respuesta inmediata a algunas demandas presentadas, también hicieron el llamado a todos los delegados del gobierno, que por algunas razones no pudieron asistir a la actividad.