Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

JUIGALPA
Estudiantes de la Escuela Normal Regional de Juigalpa “Gregorio Aguilar Barea”, se resistieron ante la suspensión de la alimentación a los estudiantes externos de ese centro educativo, ya que a los alumnos no se les tomó en cuenta.

Aunque los futuros maestros ahora tienen más tiempo para sus estudios, al recortárseles la hora de clase, de 45 a 30 minutos, consideran que la calidad de la enseñanza bajó en un buen porcentaje.

La directora de la Normal, profesora María Báez, recientemente dijo que la medida adoptada se debe al plan de austeridad emitido por el Gobierno y para cumplir con ese mandato, procedieron a recortar la alimentación a los alumnos externos, los que ahora tienen que ir a almorzar a sus casas.

Almuerzo muy tarde

Martha Loáisiga, Presidenta del Plan “B” dos, valoró de terrible la medida, porque los estudiantes que viven en Juigalpa ingieren sus alimentos hasta las dos de la tarde y esto les puede provocar un trastorno en su salud.

“Los presidentes de secciones no le hemos hecho ninguna propuesta a la directora de la escuela, porque no nos han llamado a reunión, pero esperamos que se corrija esa orientación, de lo contrario, tendremos que hacer nuestros propios planteamientos”, advirtió la dirigente.

“El horario anterior era mejor, las clases duraban más tiempo y cultivamos excelentes conocimientos. Hoy la situación es muy distinta y creo que esa disposición no nos ayuda en nada, y más cuando nosotros vamos a educar a los niños que son el futuro de Nicaragua”, expresó por su parte, el alumno Maykel Monje.