• |
  • |
  • END

Las graderías de madera, a través de las cuales ingresan los usuarios de las embarcaciones por ambos lados del “muelle flotante”, se pudrieron y se fueron al suelo. Los propietarios de las lanchas dicen que los usuarios hacen malabares para escalar el muelle y piden al alcalde de San Carlos su reparación, antes que ocurra un accidente.