Róger Olivas
  •  |
  •  |
  • END

Con nuevos compromisos y motivaciones de trabajo, los socios de tres cooperativas de plátano de Tonalá, jurisdicción del municipio de Puerto Morazán, inauguraron recientemente la ampliación del centro de acopio ubicado en las instalaciones de la Cooperativa de Plátano Oro Verde (Coplov).

La remodelación y ampliación del centro fue realizada con fondos de la Cuenta Reto del Milenio (CRM)-Nicaragua, la que invirtió 42 mil 500 dólares en la rehabilitación de las pilas de lavado del plátano, acondicionamiento de una bodega, galerón para ampliar el área de pelado, 500 cajillas para el traslado del producto hacia los contenedores, construcción de un muro perimetral y servicios sanitarios.

La CRM actualmente apoya directamente a 150 pequeños productores en Tonalá, de los cuales 41 son mujeres. A cada productor se le apoya con un sistema de riego con capacidad para expandirse por cuenta del beneficiario a cinco manzanas, y con fertilizantes.

Además brinda asistencia técnica, apoyo en comercialización y ha ayudado para que productores tengan más acceso a crédito por parte de instituciones privadas.

Producción rinde más ahora

Las acciones de la CRM a través del Operador Agrícola Chemonics están transformando la vida de los beneficiarios. Previo a la CRM el rendimiento promedio de unidades de plátano por manzana era de 31 mil y el precio era de 0.05 dólar la unidad.

Ahora los productores que reciben el apoyo de la CRM tienen rendimientos de 45 mil unidades por manzana y venden a precios superiores a 0.07 dólar la unidad. Esto implica un aumento en ventas por productor de más del ciento por ciento.

“Esta ampliación va a tener excelentes resultados, en menos de un año vamos a tener un proceso continuo de exportación todos los días, generando 80 empleos diarios. Hay socios con sistema de riego, tenemos calidad y buenos precios, hay asistencia técnica de la Cuenta Reto del Milenio y seguiremos mejorando la infraestructura”, indicó Carlos Gutiérrez, de la Cooperativa La Esperanza.

Por su lado, Juan Sebastián Chamorro, Director General de la CRM dijo que “todo lo que ha invertido el programa es con la lógica de que el producto tenga la mejor calidad posible. El desafío más grande está en la voluntad de ustedes de tomarlo y convertirlo en mayores ingresos”, refirió el funcionario.

Expandiéndose

La cooperativa ha invertido 32 mil dólares en infraestructura, desde su fundación en el 2005 y recibió del proyecto Desarrollo para la Costa del Pacífico Norte (Decopan) un millón y medio de córdobas para fortalecer su capacidad productiva.

Con la expansión del centro, la CRM beneficia a los pequeños productores socios de las tres cooperativas conocidas como Oro Verde, La Unión y La Esperanza, cuyos miembros en esas instalaciones procesan y empacan la fruta.

De acuerdo al Operador Agrícola de la CRM Chemonics, la expansión permitirá que el plátano cumpla con normas fitosanitarias internacionales y de esta manera facilitará la penetración de los productos a nuevos mercados. El centro de acopio también sirve para desarrollar productos de mayor valor agregado como el plátano pelado, que actualmente comercializan con una empresa de Honduras.