•  |
  •  |
  • END

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA

En lo económico, los neosegovianos se debatieron en 2007 con la pérdida del poder adquisitivo del ingreso familiar, disminuido por la ola alcista en los precios de los productos consumo básico, que lo simbolizó el frijol, cuyo importe por libra alcanzó el nivel récord de 18 córdobas.

El imparable precio en los combustibles es otro de los escollos que enfrenta la economía de esta zona, por ejemplo, en el fértil Valle de Jalapa, el precio de la gasolina raya los 25 córdobas el litro. Además, fue el año de los apagones eléctricos que perjudicaron las actividades comerciales y los servicios en las instituciones públicas.

Se agrega en el impacto a la economía, la recesión de la actividad maderera, específicamente la explotación de pinares con la vigencia parcial de la Ley de Veda en rigor desde mediados de 2007, que mandó al desempleo a miles de obreros e incentivó la migración interna y externa.

El gobierno implementó el programa emblemático Hambre Cero, entregando un bono productivo de mil 500 dólares a más de dos mil familias pobres del sector campesino, cuyos resultados son aún incipientes para valorar su impacto en la economía departamental.


En lo social
En lo social se vio mejorado el acceso a la educación y la salud por la gratuidad decretada por el gobierno de turno, pero las familias resienten todavía una mala calidad de estos servicios.

Una nueva causa de muerte surgió en Nueva Segovia en este año por finalizar: el suicidio, que dobló la cantidad de 13 del año anterior en 26. Los municipios de Jalapa, Quilalí y Ocotal aparecen como los más susceptibles a este fenómeno, considerado por las autoridades de salud pública de complejo para lograr una prevención.

También hubo un alto índice de muertes en accidentes de tránsito, con un golpe fuerte para la comunidad de Quilalí, que el 22 de diciembre se vio enlutada por la muerte instantánea de ocho personas, la mitad menores de edad, además hubo 25 heridos, como resultado del vuelco de un bus de transporte.

Aunque la Policía ha hecho esfuerzos importantes para disminuir los delitos contra la propiedad, es notorio el robo con fuerza, es decir, el de escalamiento o forzamiento de viviendas.


En lo político
En lo político se destacó Ocotal con la inesperada intervención del presidente Daniel Ortega en decisiones que son de competencia autónoma de las autoridades locales, al ordenar al alcalde Marciano Berríos el traslado de las locatarias del nuevo mercado a las ruinas del anterior, en el centro histórico de la ciudad, lo que contravino el ordenamiento urbano que inició este municipio con ayuda de la cooperación internacional.

2007 deja un golpe a la gestión edilicia de uno de los municipios del departamento, en donde por primera vez la Contraloría General de la República, CGR, aplicó una resolución de presunción penal a un alcalde saliente y otro en funciones, tal es el caso de Jalapa, donde el Concejo tiene pendiente la destitución del edil y su vice para que respondan por sus presuntos delitos ante los tribunales comunes.

La nueva conceptualización del actual gobierno sobre la participación ciudadana, en donde prevalece la imposición de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, paralizó el funcionamiento del Consejo de Desarrollo Departamental, CDD, instancia plural de consulta que se vinculaba al Consejo Nacional de Planificación Económica y Social, Conpes.