•  |
  •  |
  • END

La Organiza-ción para el Desarrollo Económico y Social para el Área urbana y Rural, conocido como Odesar, ha beneficiado a mujeres campesinas de varias comunidades del municipio de San Dionisio con crédito no tradicional, que forma parte del programa de fortalecimiento de capacidades comunitarias para el desarrollo municipal, financiado por la Unión Europea a través del Servicio Cristiano Internacional por la Paz, (Eirene).

Este fondo nace en el año 2003 y hasta la fecha ha beneficiado a 195 mujeres del municipio de San Dionisio, el cual consiste en entregarle una vaca preñada a cada una de las mujeres beneficiadas, las que tienen un plazo de cuatro años para pagar entregando otra vaca gestante a otra beneficiaria de la misma comunidad que cumpla con los criterios establecidos.

Otro aspecto que cubre el programa es la compra de tierras para mujeres de escasos recursos económicos que tienen interés de trabajar, donde se les facilita el crédito para comprar una parcela a un plazo de diez años, el que pagarán en efectivo sin intereses.

Forma de selección

La selección de las beneficiarias es realizada por un comité de fomento comunitario, donde participan miembros de Odesar, pero la mayoría del comité lo representan personas de la comunidad.

Uno los criterios de selección es ser mujer y cabeza de familia, tener al menos tres años de estar integrada en estructuras organizativas, contar con capacidad para administrar el rubro que se le financie, mostrar solidaridad, realizar acciones de protección del medio ambiente, diversificar su patio o parcela y no tener crédito con otras instituciones u organismos.

Esta forma de crédito ya ha comenzado a dar sus frutos. Una de las primeras participantes es Reina García, quien se desempeña como promotora en la comunidad de El Chile, quien pagó su crédito con anticipación y le han quedado de ganancia dos terneros y otra vaca en gestación.

Otras 23 mujeres, que al igual que doña Reina han recibido el crédito de una vaca, han cumplido con el compromiso de pagar con otra vaca, lo que ha servido para beneficiar a más mujeres de la comunidad, lo que permite un sistema alimentario seguro para la familia.