Silvia Hernández
  •  |
  •  |
  • END

La señora Umbelina Avilés Pérez, se presentó a EL NUEVO DIARIO, con una sentencia de segunda instancia dictada por el juzgado de Distrito Civil de Rivas, dentro del juicio de querella de restitución de una propiedad ubicada en las Costas de Guasacate, interpuesta en contra del señor Denis Prado Zeledón, pero éste se resiste a lo mandatado por la judicial.

La señora Avilés, con sus documentos en mano mostró, que desde el doce de marzo del 2004, la Alcaldía de Tola le entregó esas tierras en arrendamiento, correspondiente a dos lotes de terreno con una extensión de 17 por 60, localizadas en las Costas de Guasacate, comunidad de las salinas de abajo, y que posteriormente Prado se las invadió.

Señaló que desde hace cuatro años ha venido enfrentando una querella ante el juzgado del departamento de Rivas por la restitución de los lotes objetos de litigio, que según acta de inspección ocular evacuada el 28 de mayo del dos mil siete, se pudo constatar que dentro de la propiedad el señor Prado tiene a varios cuidadores, quedando demostrado el desalojo de que fue objeto, dijo la señora Avilés.

La jueza de Tola, doctora Astrid Fonseca Yubank, solicitó el desalojo, pues se pudo comprobar que los lotes de arriendo que tiene Prado no son de él, pues no corresponden con sus linderos, y éstos fueron entregados en arriendo a los señores Umbelina Avilés Pérez, producto de una cancelación de contrato de arriendo a los antiguos arrendatarios, donde se propuso respetar los contratos y reubicar a Prado Zeledón, lo que comprobó con documentos en mano.

Por tanto, la juez de Distrito Civil de Rivas, declara la sentencia no ha lugar al Recurso de Apelación promovido por el señor Denis Prado Zeledón en contra de la sentencia dictada por el Juez Local Único de Tola, el 17 de septiembre del año 2007, en el juicio de querella de Restitución, promovida por la licenciada María Mercedes Velásquez Alvarado, apoderada general judicial de la señora Umbelina Avilés Pérez.

La señora Avilés, dijo que Prado se niega a acatar la sentencia y se resiste a desalojar, pues todo hace indicar que ya cayó en desacato a la ley, por lo que la señora Avilés Pérez, solicita a las autoridades correspondientes la apoyen para así lograr la restitución de los dos lotes que legalmente se encuentran registradas a su nombre en la Alcaldía de Tola.