•  |
  •  |
  • END

La muerte de 17 pasajeros de un microbús de transporte urbano colectivo la mañana del 26 de julio, en el kilómetro 91 y medio de la carretera que funciona como by pass en la cabecera departamental de León, ocasionó impotencia y consternación entre los habitantes de la Villa 23 de Julio, donde residía la mayor parte de las víctimas.

El fatídico accidente se registró cuando el cabezal blanco, placa internacional C-89915, con rastra placa RE8-461, conducido por el salvadoreño Ziro Arsenio Roque, de 37 años, impactó de manera frontal con el microbús negro con franjas rojo y verde, placas LE-378, conducido por Ernesto Sabino Martínez, de 32 años. Murieron 17 pasajeros y más de 15 resultaron gravemente lesionados.

Los cadáveres de ambos conductores fueron extraídos de las chatarras retorcidas de los automotores por miembros de la Dirección General de Bomberos. La Policía informó que el salvadoreño intentó aventajar imprudentemente a otro vehículo en su vía de preferencia, de norte a sur, invadió el carril contrario e impactó violentamente contra el microbús.


Epidemia sanitaria por leptospirosis
Varios meses después del accidente de tránsito, otra tragedia invadió a las familias del occidente del país, en forma de la mortal leptospirosis que cobró la vida de tres personas en el municipio de El Sauce y Malpaisillo; alrededor de 600 pacientes permanecieron semanas enteras recuperándose en el Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra, en León, que en menos de una semana sobrepasó su capacidad de atención por el incremento de casos sospechosos.

En los meses de octubre y noviembre se registraron más de 600 pacientes con leptospirosis en el departamento de León, con síntomas febriles, vómitos, escalofríos, pérdida del apetito y náuseas. Las autoridades del Ministerio de Salud decidieron abrir centros provisionales de atención en los municipios de El Sauce, Malpaisillo, La Paz Centro, León y Telica. Médicos, enfermeras y estudiantes del sexto año de la carrera de Medicina de la Facultad de Ciencias Médicas de la
UNNA-León se trasladaron hacia las comunidades afectadas para atender a las víctimas.


Golpe al narcotráfico internacional
En la comunidad La Garita, en Salinas Grande, municipio de Nagarote, la Policía logró desarticular a miembros del narcotráfico internacional al incautar 161 paquetes de cocaína.

Evert Vílchez Dinarte, de 46 años, alias “El Ronco”, y los primos Leslie Antonio Granados Vega, de 30, y Miguel Joseil Vega Jirón, de 29, fueron detenidos por las autoridades a bordo de una panga que transportaba el cargamento de droga en el interior de un termo azul. Los sospechosos eran originarios del municipio de San Juan del Sur, Rivas.

La perseverancia de las autoridades policiales permitió que días después fueran detenidos Irving Saúl Pérez Flores, Juan Benito Betanco Rojas y Pablo Nazario Bonilla, señalados de transportar en una avioneta un cargamento de droga que no fue cuantificado.

Sin embargo, la Policía encontró en la comarca El Barro, en el kilómetro 145 y medio de la carretera Malpaisillo-San Isidro, la pista de aterrizaje en donde la avioneta aterrizó, llenó el tanque de combustible y alzó vuelo.

En esa ocasión, el comisionado mayor Alonso Sevilla Midence, Director de Relaciones Públicas de la Policía, aseguró que nuestro país es utilizado por los narcotraficantes como un puente para trasegar la droga que tiene como destino el norte del continente americano. “La droga ingresa al país vía marítima y posteriormente intentan sacarla por carreteras o vía aérea”, aseveró Sevilla Midence.


Pornografía infantil en Quezalguaque
La Comisión Municipal de la Niñez, Adolescencia y Mujer en Quezalguaque, integrada por la Policía, alcaldía, juzgado, Fiscalía, Mined y varias ONG que trabajan con programas y proyectos dirigidos a la niñez y adolescencia, investigó la supuesta producción de material pornográfico que involucra a tres adultos y seis menores de edad.

La sicóloga Yahaira Somarriba, Presidenta de la comisión investigadora, señaló al ingeniero Miguel Demetrio Mendoza Aguilera, de 32 años, como el autor de la supuesta producción de material pornográfico. Ramona Sánchez Aguilar y Esmeralda Calero Centeno, ex afanadora y ex auxiliar de contabilidad en la comuna, fueron señaladas como coautoras del delito.

Los supuestos explotadores sexuales se reunían todas las noches en una pequeña oficina en las instalaciones de la Alcaldía de Quezalguaque para realizar intensas sesiones fotográficas a menores de entre 13 y 16 años. Los padres de familia de los menores perjudicados conocieron del abominable suceso que involucraba a sus hijos, sin embargo, se quedaron callados y perdonaron a las personas involucradas en este delito de corrupción de menores.


Calvario de vicealcaldesa de León
Dora María Gurdián es una mujer empresaria que goza de prestigio y aceptación entre la población leonesa. El carisma y la admiración por su trabajo y esfuerzo propio fueron reconocidos por el partido Frente Sandinista, que la escogió como fórmula del actual edil Tránsito Genaro Téllez, sin embargo, después de tres años en el gobierno local, los concejales sandinistas y liberales, en complicidad con el edil Téllez, decidieron suspenderla de sus funciones y atribuciones.

La presión política y el desprestigio que ha tenido la administración del licenciado Tránsito Genaro Téllez obligaron al Concejo a restituir nuevamente las distintas atribuciones que se le retiraron por más de veinte días en julio de 2007 a la vicealcaldesa Gurdián, quien fue suspendida arbitrariamente por supuesta inoperancia y por establecer pésimas relaciones con los concejales y demás funcionarios de la comuna.

Pero el problema entre Téllez y Gurdián continuaba. La licenciada Dora María Gurdián se vio obligada a renunciar a su cargo el martes 30 de octubre en horas de la mañana, después de permanecer durante tres años arrimada e ignorada por concejales liberales y sandinistas, directores administrativos y por el propio edil Tránsito Genaro Téllez.


Aparece fe de bautismo de Rubén Darío
Los coleccionistas de antigüedades a nivel internacional ofrecían por Internet, tres, cuatro y cinco millones de dólares a la persona que les vendiera el libro de acta bautismal que desapareció en 2006 del Archivo Diocesano de León, que contenía, entre otras cosas, el manuscrito original de la fe de bautismo del poeta nicaragüense Rubén Darío.

Un año después de la desaparición del valiosísimo documento, los trabajadores del archivo escucharon que alguien lanzó un objeto pesado dentro de las instalaciones del archivo; al cerciorarse, una de las bibliotecarias encontró una bolsa negra que en su interior contenía el libro de acta bautismal con información de 1866 hasta octubre de 1869.

El extraño hallazgo del libro causó satisfacción y alegría a monseñor César Bosco Vivas Robelo, Obispo de la Diócesis de León y Chinandega. “Después de la pena y la tristeza que colmó a los trabajadores de la Diócesis, y sobre todo mi corazón como pastor ante la pérdida de este documento tan valioso, ahora sólo puedo manifestar satisfacción y júbilo por encontrar lo que se perdió”, aseveró.

La denuncia de la pérdida del libro fue interpuesta inmediatamente ante la Policía de León, sin embargo, nunca dieron a conocer los pormenores de la supuesta investigación que realizaron.